Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, noviembre 12, 2019

La JCE pierde credibilidad

La JCE acaba de contratar, sin consultar a los partidos y sin licitación pública, a la firma Deloitte Costa Rica para hacer la auditoría forense del voto automatizado usado en el proceso de primarias el pasado 6 de octubre.
 El organismo electoral ha tomado esta decisión seleccionando a una firma internacional que ha sido cuestionada en diversos países por fraudes y graves irregularidades por las que ha recibido multas, todo lo cual se puede contactar fácilmente a través de Google.
La firma Deloitte en la República Dominicana está igualmente estrechamente vinculada al gobierno del Presidente Danilo Medina.  Su socio principal en el país, nuestro amigo personal José Luis de Ramón, no es un secreto para nadie es un asesor económico del Presidente y ha prestado y presta servicios de consultoría y trabajos específicos, como fue evaluar la oferta económica de Odebrecht mediante la cual se adjudicó el contrato de construcción de las plantas de Punta Catalina.  Es evidente que Deloitte Costa Rica tiene un serio conflicto de interés para actuar como investigador forense en la República Dominicana con un mínimo de credibilidad.
Otro factor que llama la atención es porqué la Junta Central Electoral se ha negado de manera rotunda a pedir ayuda técnica especializada al gobierno de los Estados Unidos, a la OEA y a Unión Europea.  La JCE dispone una auditoría forense que apenas costará trescientos mil dólares y que, según han informado, estará lista en 45 días.  Sin embargo, nunca contrató la auditoría internacional previa sobre el voto automatizado alegando razones de tiempo y que el gobierno no le había dado los recursos para hacer la contratación previo a las primarias. Participación Ciudadana declaró al periódico El Caribe que una auditoría internacional seria sobre el voto automatizado tomaría un mínimo de 6 meses ejecutarla.  Nadie se explica entonces cómo la compañía Deloitte de Costa Rica logrará hacerla en 45 días.  La realidad es que el presidente de JCE, descartó de manera absoluta ya que pudiera existir algoritmo o irregularidad alguna en el software y en los equipos adquiridos por JCE.  Es más que evidente su interés de que la auditoría forense ordenada no lo haga quedar mal ante el país en su categórica e irrevocable posición pública cuando respondiera denuncias de fraude electoral del Expresidente Leonel Fernández. Si la JCE no tuviera nada que ocultar y, por el contrario, estuviera interesada en aclarar cualquier duda sobre el voto automatizado, tan pronto pasaron las primarias debió de llamar a todos los partidos, consensuar la firma auditora internacional de cara al sol sin clandestinaje, enviar una carta a la OEA, a la Embajada de Estados Unidos y a la UE para que acompañaran el proceso de peritaje forense, de forma tal de que a nadie le quedara duda de su resultado.
La JCE no hizo nada de lo anterior, con lo que ha aumentado la pérdida de credibilidad requerida para arbitrar los procesos electorales venideros.  Con el tupé de querer aplicar a las próximas elecciones el cuestionado voto automatizado.
Por Vinicio A. Castillo Semán ;-
@VinicioSenador

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario