Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, enero 22, 2019

Video (▶️): Plan y aventura

En el día de ayer tendría lugar -ya no en la casa del influyente ministro, sino en la que tiene en la Romana un hijo de un empresario muy, muy cercano al jefe de Estado- el gran encuentro estratégico de un sector danilista con miras a “cuadrar” un plan-aventura de alianza reeleccionista a serle presentado (¿?) al expresidente Leonel Fernández, pese al primer grito de guerra de éste, de que: “No hay marcha atrás”, y el más reciente, emulando a Juan Sánchez Ramírez en la batalla de Palo Hincado, de: “Pena de la vida al tambor que toque retirada y pena de la vida al oficial que lo mandare a tocar, aún fuere yo mismo”.
En el interín, vimos a un Hipólito Mejía con Nuria muy campechano y conectando con la gente, como es característico; con muchos ciudadanos diciéndole que podrían votar por él, no asegurando que lo harían (se da por hecho que en el PRM el candidato sería Luis Abinader). El hombre, que desde el poder nos falló y le falló al país con la palabra empeñada, volvió a considerar que fue una metida de pata suya embarcarse en un fallido proyecto reeleccionista, que dividió su partido y lo sacó del poder hasta el día de hoy, y que sería traumático si el presidente Medina se decidiera por algo parecido. Sabiendo que es hombre sin rencor, y recordando a Peña, “yo lo perdoné”. Nos ‘pechamos’, tras mucho sin vernos, en casa de mi inolvidable amigo Hatuey y hace poco en Cuesta, y nos pusimos a hablar de mis aguacates en Ocoa.
Entiende Hipólito -quizás por falta de un poco de roce con Obama y con Pepe Mojica- que un ego personal sin sentido es lo que lleva a los presidentes a buscar reelegirse y querer perpetuarse en el poder. El antecesor de Donald Trump en Estados Unidos, por ejemplo, llegó a decir: “De hecho, creo que soy un buen Presidente. Creo que si me presentara de nuevo volvería a ganar”, bromeó. “Pero no puedo La ley es la ley y ninguna persona está por encima de la ley, ni siquiera el Presidente”.

Y dijo algo más: “Cuando un líder trata de cambiar las reglas en medio del juego solo para permanecer en el cargo, corre el riesgo de inestabilidad y conflictos”ÖCualquier parecido con la situación interna actual del PLD gobernante, que más riesgosa y peligrosa no puede ser, es pura coincidencia. ¡Que el que tenga oídos para oír, que oiga!
Luis Encarnación Pimentel
encar-medios@hotmail.com
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario