Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, julio 24, 2018

Grimaldi tuvo una pesadilla papal

Es común escuchar que el gobierno de Danilo Medina va por mal camino, que su situación está mal, que las cosas le están saliendo cada vez peor, o que el peso de las circunstancias lo tienen desquiciado a tal punto que explota por cualquier cabayá. Esos decires son una cosa y otra opinar que hay una conspiración internacional para derribarlo. Entiendo que es un tremendismo del embajador Víctor Grimaldi despacharse desde Roma con aseveraciones de tales alcances. Resulta incomprensible que un intelectual de su experiencia mezcle disgusto popular con una asonada internacional para darle ingreso a millones de haitianos.
Eso de afirmar que se quiere derribar a Danilo Medina para facilitar la estada de haitianos o cualquier extranjero en nuestra patria, esto es hablar de una permanente guerra civil. Y eso es descabellado. Grimaldi tiene asiento laboral en Roma, epicentro de muchas conspiraciones políticas y religiosas. Si en estos momentos estuvieran buscando Papa pensaría que fue afectado por la fumata. También una pesadilla pudo jugarle una trastada. Hay que advertir que también él llama a los partidos a la calma y al PLD a la unidad. Entonces ya lo que me resulta es sospechoso. Grimaldi fija en agosto la fecha de arranque de las acciones desestabilizadoras, como se manifiestan en otros países, pero contra el gobierno de Danilo. Ese mes hace abrir los ojos, porque el día 25 de agosto habrá la reunión de leonelistas con él encabezando el acto. Se especula el motivo, pero eso es tema de otro comentario. Lo curioso es que mencione que agosto sea el mes de las turbulencias. El gobierno está aterrado con la salida a escena de Leonel Fernández porque sería el trazado de la línea de Pizarro, tanto es el miedo que hasta han puesto a la Junta Central Electoral a que le impida hacer proselitismo. Eso es una cosa, pero no creo que inventarían una conspiración internacional. Las turbulencias a que se refiere Grimaldi tienen mucho de ficción. Si él fuera Hipólito Mejía diría que está buscando titulares de prensa, pero el embajador ante El Vaticano es hombre lúcido de formales andares. No obstante, si quería ayudar a Danilo le hace más bien un daño.  Vaticinar intranquilidad crea angustia. La inestabilidad es el peor enemigo de la economía y este gobierno ya por ahí va mal. Con amigos así Danilo no va bien
Por Alfredo Freites ;-
Print Friendly, PDF & Email