Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

sábado, 22 de julio de 2017

Población ganadora

EN LAS CACHAS. La población que aprueba lo sucedido en el Tribunal Superior Electoral le ganó la partida a la otra población que objeta un resultado inesperado para ambas. El fenómeno es interesante, pues núcleos impensables de opinión pública acogen la decisión. Pistoleros que no estuvieron en la cantina, que no participaron en la balacera, están poniendo en las cachas de sus revólveres marcas por los muertos del TSE. Sin embargo, el PRM o sus consejeros José Paliza y Josefa Castillo renuncian a esa gloria. No reconocen el valor de la hazaña.
No estuvieron en la rueda de prensa en que se dio cuenta de la nueva conformación del TSE, ni en la juramentación, cuando una presencia y la otra eran obligaciones de carácter constitucional. Esas ausencias no tuvieron sentido, ni afectaron en nada las ceremonias, puesto que el órgano había votado y la elección era legal. El retraimiento fue torpe, y hasta sospechoso, todo un doble juego. Incluso, parecido a lo que se acostumbra en las cámaras. Hacer quórum, sabiéndolo precario, pero no sancionar el proyecto en cuestión...
LA CANCHA SOLA. Los resabios finales de los consejeros del PRM no hicieron más que recrear la cancha y dejársela sola al presidente Danilo Medina. Leo, y no me sorprende, las apreciaciones maliciosas que se hacen en la prensa. Tal vez muy apresuradas, pero sí propias de análisis interesados. El jefe del Estado, con su conducta, dejó entrever, o confirmó, que no se presentará en las elecciones del 2020. De ser lo opuesto, no habría aceptado o consentido en un TSE que fuera contrario a sus designios. Felucho Jiménez no se puede quejar, ahora tiene nuevos elementos para sustentar su historia. Aunque falta ver si el mandatario compensa a los defenestrados con posiciones en el gobierno. Además, el daño es daño si se  considera que cuatro de cinco querían repetir mandato, pues cada cual sale con una pensión privilegiada, y si se cobra, y se cobra bien, las maldiciones no molestan ni ofenden...
SUCESO ANTERIOR. Ese papel de Novia Fugitiva que interpretó Julia Robert en una película junto a Richard Gere, no es nuevo en el PRD. Perdón, PRM. Ocurrió algo parecido en el 1994 cuando se discutían en la Asamblea Nacional las reformas constitucionales de ese año y que dieron término a la crisis post-electoral de entonces. La bancada del partido blanco abandonó la escena y el crimen se perpetró. Se había acordado en el Pacto por la Democracia una segunda vuelta del 40 más uno, de manera que José Francisco Peña Gómez fuera gobierno en la próxima consulta. Sin embargo, reformistas y peledeístas, y sin ninguna fuerza que le contraviniera, subieron el porcentaje de segunda vuelta y alargaron el mandato de Balaguer. De 18 meses lo llevaron a dos años...
NUNCA FUE.- Unidos en la maldad, reformistas y peledeístas burlaron lo acordado y a José Francisco Peña Gómez se le hizo difícil remontar el cincuenta más uno. El resto es Historia Patria, y no de Bernardo Pichardo, sino de Frank Moya Pons. Frente Patriótico y veinte años de gobiernos del PLD. El PRM está obligado a cerrar el libro que abrió el PRD, y lo primero es recapacitar. Darse cuenta de que no tiene sentido ni provecho cobrar al Tribunal Superior Electoral de ahora las culpas del anterior. Si el muchacho sale feo, ni el partero ni la vagina. Lo que conviene es buscar el lado a los nuevos magistrados, crear una suerte de entendimiento y de respeto, pues pase lo que pase, o adentro o afuera, a esa alta corte habrá que llevar los conflictos. Y es mejor tener los jueces a favor o neutros que en contra. Esa inteligencia la están poniendo en práctica otros interesados. Habría que averiguar con quién desayunó Román Jáquez el día de su elección...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do