Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

domingo, 23 de julio de 2017

Andrés Navarro afirma que una nueva ciudadanía se construye en la escuela dominicana

El ministro de Educación dio una conferencia magistral en el marco del MINUME-2017, evento que se prolongó por cuatro días y culminó este domingo con la participación de 600 estudiantes de todo el país.
Santo Domingo;-
El ministro de Educación, Andrés Navarro, exhortó hoy a los estudiantes a que contribuyan con el principal propósito de la Revolución Educativa que impulsa el presidente Danilo Medina, que es construir una nueva y transformadora ciudadanía desde las escuelas, capaz de convertir a la República Dominicana en una nación modelo en la región.
Navarro señaló que los cambios transformadores a que aspira el actualizado modelo educativo van dirigidos a la mejora de la calidad integral de la educación, a través de un nuevo paradigma curricular que prioriza el saber hacer para responder de manera efectiva a los retos que enfrenta el mundo globalizado.
“Ese nuevo hombre o nueva mujer que debemos construir en la escuela, y que posiblemente ustedes sean una pretensión temprana, es lo que puede hacer de la República Dominicana una nación diferente”, enfatizó.
El ministro de Educación dirigió una conferencia magistral ante los 600 delegados estudiantiles y decenas de directores regionales y distritales que participaron de la 11va. edición del Modelo Internacional de las Naciones Unidas del Ministerio de Educación (MINUME-2017), evento que culminó este domingo en el Centro de Convenciones de la Cancillería.
Navarro dijo que el nuevo paradigma curricular basado en saber hacer cosas es un eje emblemático de la Revolución Educativa como estrategia valiosa para el desarrollo de competencias.
Declaró que la República Dominicana no requiere de más recursos de los que dispone para alcanzar el desarrollo, “sino lo que necesitamos es cambiar para, con lo que contamos, hacer más efectivo el desarrollo de nuestra nación a través de esos nuevos ciudadanos que se generen en las escuelas”.
Sin embargo, acotó que ninguno de esos propósitos es posible si no se produce una transformación institucional, comenzando con el Ministerio de Educación, “porque si no cambiamos esta estructura, se tragará esa extraordinaria voluntad política del presidente Medina que se denomina Revolución Educativa”.
Agregó que la nueva institucionalidad implicará principios claves a nivel mundial, como son la transparencia, participación, eficiencia en la consecución de metas concretas, y, sobre todo, sostenibilidad en el tiempo, a través de una estructura o política de Estado que esté por encima del individuo.
Enfatizó que males como la delincuencia, daños medioambientales, problemas de educación, la pobreza y otros, son todos productos de las debilidades institucionales, “por eso jóvenes estudiantes, no nos llamemos a engaño, aquí tenemos dos grandes retos como son la construcción de una ciudadanía constructiva y responsable, además de una nueva institucionalidad”.
Destacó que los esfuerzos desde el Ministerio de Educación están dirigidos a elevar la calidad de los aprendizajes, y al mismo tiempo, generar estudiantes mejor capacitados, pero también ciudadanos dotados de valores éticos, buenos comunicadores de lo que saben, piensan y sienten, defensores de los derechos humanos, el medio ambiente, y otras áreas con carácter transversal que son fundamentales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2020-2030.
“Pero contar con un país competitivo y ciudadanos mejor preparados no es suficiente, el propósito más profundo es la creación de una ciudadanía, con conducta ética y cívica, capaz de comunicarse y dialogar con los demás, de colocar la razón antes que la emoción, criticar con sentido constructivo, colaboradora, con autocontrol, innovadora y valiente ante las adversidades”, refirió.
Destacó que el sentido más profundo en el modelo educativo que impulsa el gobierno central tiene que ser generar gentes diferentes, con un nuevo patrón de comportamiento y valores que vean al otro como un sujeto y no un objeto, para encausar una nueva República Dominicana.
Subrayó que, si bien la tarea no será fácil, recordó que los países que han podido alcanzar alto nivel de desarrollo es porque se han colocado grandes metas y hazañas en algún momento de su historia, “pues sólo con esa nueva ciudadanía es posible alcanzar crecimiento en todos los órdenes”.
Refirió que muchos de los objetivos de desarrollo sostenible “son posibles resolver con una mayor conciencia ciudadana, mejor acceso a los bienes y servicios y mayores competencias, lo que significa que el gran reto de la humanidad es enfocarse en la construcción de esa necesaria nueva ciudadanía”.
Agregó que el país cuenta ya con un valioso instrumento para lograr sus propósitos de desarrollo integral que es el actual modelo curricular por competencias, que no es suficiente, ya que necesita de la colaboración de los estudiantes, docentes y demás entes vinculados a la educación.
Recordó que en la escuela se produce una serie de detalles en el día a día que pueden generar esa nueva ciudadanía, “desarrollando los conocimientos a la par, por lo que les pido que no sean indiferentes ante esa realidad que se nos presenta, en un contexto con tantas exigencias y limitaciones, pero igual con maravillosas oportunidades”.
Al término de su disertación, el ministro Navarro agotó una larga ronda de preguntas y respuestas con los 600 delegados estudiantiles sobre inquietudes en torno al proceso del modelo educativo en marcha.
A la conferencia asistieron, además, Yuri Rodríguez, director de la Unidad del Modelo Internacional de las Naciones Unidas del Ministerio de Educación; Blanca Mateo, secretaria general del MINUME 2017, y Julio Santana, director de Gabinete del Ministerio de Educación, entre otras personalidades.