Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

jueves, 6 de julio de 2017

Marcha Verde y empresarios

EL DINERO.- La cuestión es saber, el problema es no saber. Por ejemplo: ¿Por qué los industriales financiaron las primeras marchas verdes y dejaron de hacerlo cuando entendieron que se estaban saliendo del tiesto? ¿Por qué los verdes guardaron los escrúpulos y tomaron el dinero de los industriales, sabiendo como sabían que todo dinero entregado por trasmano daña y compromete? Claro que hubo adelanto de propósitos, transacción, pues el dinero no camina solo y se mete en otros bolsillos sin previa conversación, sin una negociación.
Ahora, ¿qué propuso un sector que el otro consintió? Además, ¿quiénes sirvieron de enlaces o hicieron de contrapartes? Ese dinero no iba a entregarse a cualquiera que se apareciera con una camiseta verde, y puede apostarse que tampoco a los muchachos. La naturaleza del movimiento era la naturaleza del dinero. Ahora se supone que al revés. La naturaleza del movimiento se originará en la falta de dinero. ¿Será o no un tránsito tortuoso pasar de la abundancia a la inopia?...
IMPONDERABLES.- No conocer cantidades, ni saber cómo el factor dinero fue decisivo, impide una evaluación justa del movimiento y sus nuevas posibilidades. La próxima cita, por ejemplo. La del domingo 16. ¿Igual, superior o menor a las marchas anteriores? Una gran y verdadera prueba, pues la circunstancia cambió y se supone que el ánimo de la gente. El dinero se apeó de la guagua, y los delatados por Odebrecht están en proceso, y la comisión rindió su informe, de manera que el panorama luce más despejado. Aunque las preguntas nunca se quedan atrás e inquietan e intrigan y llevan a suponer.
¿Qué pasará si les van bien? ¿Qué sucederá si les va mal? En agenda se tiene una asamblea, y al ser soberana, deberá discutir y decidir en lo inmediato y a más largo plazo. Que la reunión se convierta en una Babel siempre será una tentación…
EL DESTINO.- Los verdes se molestan cuando se les señala destino político, y dan la impresión de que les huyen a la política como el diablo a la cruz. La verdad que como he dicho otras veces llegará el momento en que deberán dejar de caminar y asumirse. Las presiones son fuertes, y las tentaciones más, aunque también se mueven en medio de advertencias. Se les recuerda el caso de Unión Cívica Nacional que tuvo debut y despedida y desapareció de la escena política sin mucha bulla, pero no al PLD que nació pequeño y moral y poco a poco fue creciendo hasta constituirse en la fuerza política más importante del país. Además hay un hecho que no puede pasarse por alto. El movimiento fue sacando de la marcha a interesados y oportunistas que quisieron aprovecharse de su ola. Y si creó el vacío o no quiso un llenado maligno, lo correcto es que se ocupe y ocupe su espacio…
OJOS DE AGUA.- La experiencia del caso Odebrecht resulta alentadora para que se establezca una fuerza nueva, de perfil diferente y con propósitos más trascendentes. No basta el mero subsistir de la democracia formal. Habrá que ver qué sucede hoy con las apelaciones, si se modifican o no las medidas de coerción. Pero una cosa es clara, y no deja dudas. Los partidos asumen sus imputados y van a echar el pleito en los escenarios que sean de lugar. Ninguno acepta culpa, y ni siquiera responsabilidad, y todos denuncian. El PRM no descansa luchando a favor de Andrés Bautista, y “la gente” de Leonel se apropia del debido proceso, procurando la libertad de sus compañeros. Y por si faltara algo, ahora dice Felucho Jiménez que al presidente Danilo Medina se le aguan los ojos cuando habla de la situación de Temístocles Montás. Ese Jean Alain no sabe en lo que se metió…
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do