Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, 21 de junio de 2017

Una obra ensayada

MOVIMIENTO EN PALCO.- La columna publicada el pasado lunes por Leonel Fernández pudo haber sido una entrega normal. La que hace cada 15 días. Sin embargo, esta vez hubo movimiento en palco, y si se quiere, algo de claque. Un escenario preparado, una obra ensayada, o por lo menos un propósito convenido. El expresidente escribió sobre las leyes de Partidos y Electoral, y lo hizo con conocimiento de causa.
Sabía al momento de sentarse frente al computador que la comisión bicameral había conocido y aprobado 40 de los 77 artículos que reglamentarán las organizaciones políticas. Un gran trabajo a su juicio y que crea condiciones para que el proyecto sea sometido al pleno y se convierta en  legislación. “Creo que le ha llegado la hora” fue su conclusión después de recordar que la pieza lleva 12 años en la agenda del Congreso Nacional. No acusó a nadie del retraso, ni de dentro ni fuera, como si quisiera echar agua al vino o hacer tabla rasa con el pasado. En ese sentido no fue justo al sacar comida aparte al PLD y declararlo inocente. Hubo diferencias en el comité Político y el asunto se manejó con criterio de tendencias...
INTERROGANTES DE OCASION.- La discusión o el desacuerdo fueron sobre puntos cruciales de democracia interna. Por ejemplo, las primarias simultáneas y el padrón a usarse. Si abierto o cerrado, si propio o de la Junta. ¿Cuándo se superaron esas diferencias, pues los peledeístas y los no peledeístas creen que se mantienen en carne viva? Es más, en la pasada reunión del comité Central se aplazaron algunas decisiones a la espera de la Ley de Partidos. Un acto de prudencia, verdaderamente, pero que por otro lado confirma el ánimo de confrontación, la falta de consenso. ¿Olvida Leonel Fernández esa situación adrede o piensa que podrá resolverse en la comisión bicameral o en el pleno de las cámaras? La pregunta es válida, y la respuesta tiene importancia estratégica...
CONSENSOS CONSTITUCIONALES.- Leonel Fernández presenta un panorama alentador de una cuestión que lleva 12 años en la mesa, aunque no necesariamente sobre el tapete. ¿Por qué lleva 12 años y no logra aprobarse ninguno de los proyectos sometidos o reformulados en las cámaras? Él ofrece el testimonio de que “dentro de  las filas del Partido de la Liberación Dominicana no ha habido falta de interés”. Habría que ver qué considera interés, pues es verdad que el tema “se ha estudiado y discutido en múltiples oportunidades”, pero lleva 12 años, y 12 años no es poco tiempo. Podría alegar lo difícil del consenso con sus oponentes políticos, pero sería una defensa pobre, sin consistencia. Durante un lapso menor, cinco años, el PLD hizo consenso para dos reformas constitucionales. Una promovida por el propio Fernández y otra por Danilo Medina. ¿Por qué se pudo una cosa y la otra no?...
LLEVARSE LAS PALMAS.- Leonel Fernández introduce el tema por trasmanos y las gradas de su lado se levantan, haciendo un coro leve, pero que no puede pasarse por alto, pues se produce en una circunstancia muy especial. Lo estratégico, por ejemplo. Fuera bueno al PLD que los partidos dedicaran mayor atención a los proyectos en curso, si como plantea Fernández, su aprobación es inminente. Además de que la distracción conviene a todos. Lo de Odebrecht es un cojón muy pesado para echárselo al hombro y seguir andando. Lo otro es que si Felucho Jiménez tiene boca de chivo, y Danilo Medina se va para su casa en el 2020, Fernández tendría para sí la cancha, la pelota y la malla. Y justo sería empezar de una vez, y hacerlo como detective de la película, llevándose las palmas de una nueva ley de partidos, y también electoral...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do