Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, 21 de junio de 2017

De héroes a vocingleros

Mientras un grupo de frustrados por sus desvaríos propone ‘la renuncia del presidente Danilo Medina’ y con ello el rompimiento del orden institucional y constitucional que tanta sangre nos ha costado, veo con tristeza cómo se pasa por alto la recordación de nuestras gestas libertarias, las luchas de hombres de real valentía, coraje y patriotismo: las epopeyas del 19 de junio de 1949, la del 14 de junio de 1959, la del 30 de mayo de 1961.
Una reseña sobre el acto de conmemoración del ajusticiamiento del dictador Rafael L. Trujillo, celebrado en la tarde del 30 de mayo en el monumento levantado en el lugar del episodio, fue una de las pocas acciones para celebrar la desaparición de la sanguinaria tiranía y el nacimiento de la democracia que hoy vivimos.
Un editorial del vespertino El Nacional fue de las pocas reseñas que recordó la gesta del 14 de junio de 1959 y un artículo de Tony Raful, en el Listín, recordando al general Juancito Rodríguez salvó el recuerdo de la gesta del 19 de junio de 1949.
Estamos llenos de problemas, como país que se esfuerza por su desarrollo: seguridad ciudadana, empleo, estabilidad económica, servicios de salud y educación eficientes, adecuados.
En resumen, estabilidad política, económica y social.
Y por eso luchamos a diario, desde arriba hasta abajo en la generalidad de los estamentos de la sociedad dominicana.
El amplio nivel de libertades que gozamos los dominicanos permite los extremos, incluso, como lo fuera el desdichado ‘manifiesto’.
Sigamos adelante a favor de una mejor calidad de vida, una mejor nación, mejores oportunidades para las mayorías siguiendo ejemplos reales y puros, como fue la de esos hombres y mujeres que no escatimaron ni siquiera ofrendar sus vidas a favor de las libertades y la democracia, como fueron los héroes del 14 y el 19 de junio, del ’59 y el ’49.
No como esos ‘líderes de cartón’, esos vocingleros que se creen, o pretenden hacer creer que se puede llegar al poder hablando bonito y/o tratando de desautorizar a los demás a base de la descalificación y la amenaza.
Por Ruddy L. González ;-