Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, 16 de diciembre de 2016

Los resultados de PISA

El solo hecho de que la República Dominicana participara en el examen internacional de evaluación para ver los avances de la educación es un paso significativo a pesar de los pobres resultados  obtenidos en dichas pruebas.  En matemáticas el país fue el número 91 mientras que Brasil se colocó en la posición 70, ambos de los más lejanos. La prueba PISA es auspiciada por la Organización  para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD por sus siglas en inglés) y es un examen normalizado que mide la calidad y habilidad  académica de los estudiantes que promedian 15 años que toman dichas pruebas cada tres años.
Las áreas más sensitivas e importantes son las matemáticas, ciencias y lectura. Este año participaron más de medio millón de estudiantes  de más de 65 países y metrópolis. Los primeros lugares lo obtuvieron,  Singapur, Hong Kong, Macao, Taiwán y Japón. Otros países y ciudades con buenas  calificaciones fueron Shanghai, Corea del Sur y Estonia. Entre los países latinoamericanos que alcanzaron mayores calificaciones fueron la ciudad de Buenos Aires, Argentina (42) y Chile (48) Otras calificaciones fueron la de México (56) Colombia (61) Perú (62) Brasil (65) y República Dominicana (70) No participaron en las pruebas PISA, este año,  Cuba, Bolivia, Panamá y Venezuela.  Con estos resultados,  el país sabe de antemano en que pie está parado y abre el escenario para mejorar las políticas públicas que exige la OECD en este campo. Ya la administración del presidente Medina dio un paso de mucha importancia en su gestión pasada al asignar un 4% del PIB a la educación. Con esto se empezó un agresivo programa de construcción de escuelas y remodelación de aulas. El tema de la capacitación de maestros se convierte en un reto para las autoridades.
El país debe sin demoras importar especialistas de países como Cuba, España, Estados Unidos y otros, para la capacitación y formación a los maestros locales  en matemáticas, ciencias, lectura e idiomas. El sector privado,  las universidades,  como la comunidad en general,   deben aunar esfuerzos, recursos y solidaridad, en esta ingente tarea y no dejarle todo a que lo haga el gobierno. De acuerdo con PISA, la región se encuentra por debajo de los estándares globales de rendimiento escolar establecido por la OECD. Según este organismo citamos esta declaración: “El bajo rendimiento en la escuela tiene consecuencias a largo plazo tanto para los individuos como para los países. Los alumnos de 15 años con rendimientos bajos corren el riesgo de abandonar completamente sus estudios y cuando una gran proporción de la población carece de las habilidades básicas, el crecimiento económico de un país a largo plazo se ve amenazado”.
Por Juan Guiliani Cury ;-