martes, 25 de octubre de 2016

En estos países ya no se realizan pagos en efectivo

Algunos teóricos estiman que el hecho de que un país tenga una moneda física debería ser una excepción, más que una regla. 
A pesar de que muchas personas consideran que las tarjetas y los medios de pago electrónicos aportan comodidad para no tener que emplear dinero en metálico, un grupo de teóricos liderado por el economista Kenneth S. Rogoff promueven la idea de que tener una moneda física debería ser una excepción más que una regla, informa la revista estadounidense 'The New Yorker'.
Rogoff, con experiencia en la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) y en el Fondo Monetario Internacional (FMI), aboga por una eliminación gradual de los billetes en su país, empezando por los de mayor valor, debido a que estima que "el dinero en efectivo se ha convertido en un obstáculo importante para el funcionamiento del sistema financiero global".
Un estudio realizado por el portal MasterCard Advisors indica que algunos lugares ya son prácticamente sociedades sin efectivo. Por ejemplo, en los países escandinavos —Suecia, Dinamarca y Noruega— casi no emplean papel moneda, mientras que en Bélgica el 93 % de los pagos ya se realizan con tarjetas o por vía electrónica y, en Australia, el uso de efectivo ha disminuido en un tercio en los últimos seis años.
"No recuerdo cuándo fue la última vez que recibimos un pago en metálico", señala Marielle Groentjes, gerente de una empresa que gestiona apartamentos en Países Bajos, quien detalla que en la oficina "no tenemos efectivo ni caja fuerte", mientras que "los bancos cobran por los depósitos".
Por su parte, alrededor de la mitad de las sucursales bancarias de Suecia no acepta ni entrega billetes y ya hace años que se vieron "los primeros pasos" en este sentido, cuando "los pequeños comercios colgaron carteles de 'No aceptamos efectivo'", detalla el responsable del servicio de transacciones paneuropeo iZettle, Jacob de Geer.