martes, 25 de octubre de 2016

El Senado, la JCE

El Senado ha agotado la primera parte del procedimiento reglamentario para designar a los cinco miembros --con sus respectivos suplentes--, de la Junta Central Electoral. Se hicieron más de 200 entrevistas a personas interesadas y la información es de que ya existe una preselección.
Entre los primeros preseleccionados hay dos de los actuales miembros titulares: su presidente, Roberto Rosario Márquez, que hasta ayer figuraba como favorito para repetir en el cargo por un nuevo período de cuatro años, y José Ángel Aquino.
Tanto Rosario como Jochy Aquino --como le llaman sus amigos y familiares más allegados--, llegaron a la Junta en 2002 en medio de una crisis política por el control unilateral y absoluto que tenían sobre ese organismo el Partido Revolucionario Dominicano y el entonces Presidente de la República, Hipólito Mejía.
Uno, Rosario, llegó propuesto por el Partido de la Liberación Dominicana, entonces en la oposición, y al otro, Aquino, lo sugirió la sociedad civil porque provenía de la Participación Ciudadana. Ambos han hecho un trabajo reconocido por todos los partidos y agrupamientos políticos, hasta las elecciones del 15 de mayo pasado.
Lo que se ha podido filtrar desde el Senado es que conjuntamente con Rosario y Aquino se designará a un miembro del Partido Revolucionario Moderno, a otro del Partido Revolucionario Dominicano y a un quinto del Partido Reformista Social Cristiano. Así se ha hecho desde hace 14 años.
… Pero grupo opositores exigen que los cinco miembros actuales y sus suplentes sean sustituidos y reemplazados por personas “independientes”, sin antecedentes en la militancia partidaria, a pesar de que ellos rompieron unilateralmente el diálogo que buscaba un entendimiento con la mediación de monseñor Agripino Núñez Collado.
…. El palo de la gata
 Fue después que el PRM y sus aliados se retiraron del diálogo cuando el Senado inició el procedimiento tradicional para componer la nueva Junta, y se sabe que aún cuando el PRM dice que no participará “en el reparto de la JCE”, un miembro destacado de ese partido asumirá como miembro del órgano electoral.
Otro, en representación del PRSC, también asumirá una membresía en la Junta aún cuando ese partido se ha sumado al PRM en el reclamo de que se escoja para esos puestos a personas sin compromisos partidarios… Siempre que simpaticen con ellos, por supuesto.
La exmiembro de la Junta, Rafelina Peralta --hija del legendario dirigente reformista Juan Rafael Peralta Pérez--, es la aspirante mejor valorada por la comisión senatorial que propondrá al pleno la nueva composición del órgano electoral.
A la señora Peralta se le reconoce la probidad conque se manejó en la Junta.
El problema es que los reformistas de la franquicia dicen que ella dejó de ser miembro de ese partido cuando su padre y el resto de la familia apoyó al presidente Danilo Medina contrariando la alianza con el pasado candidato opositor Luis Abinader.
Mandato de la mayoría…
El Senado conformará la nueva Junta Central Electoral por encima de la rechifla opositora, y se hará con la equidad que prevalece desde el 2002: representación de los principales partidos y de la sociedad civil.
Se impondrá, como siempre, el mandato de la mayoría en el poder legislativo.
Eso está decidido en todas las instancias congresionales, del gobierno, del PLD, del PRD y de las demás fuerzas aliadas… El presidente Medina se ha mantenido al margen del pugilato por el control de la Junta y ha reiterado que la decisión compete exclusivamente al Senado… … Pero es obvio que provocará ruido en la oposición y en los grupos de la sociedad civil más beligerantes que dicen “no aceptarán” una decisión del Congreso que no se avenga a sus reclamos.
Por César Medina ;-
lobarnechea1@Hotmail.com