jueves, 22 de septiembre de 2016

Pataleos en agua mansa

Los partidos de oposición encabezados por el PRM se agarraron de un clavo caliente para salirse de las conversaciones sobre las leyes de partidos y electoral. Aducen que no participarán de los diálogos porque el PLD ya tiene las camas hechas para la JCE y la Cámara de Cuentas. Descubren así la china en gajitos.  El PLD ganó las elecciones abrumadoramente y esa mayoría la aplicará fríamente en las Cámaras para escoger su tándem en ambos organismos.
Sin embargo, el partido morado insiste en dejar una puerta abierta para completar los organismos con materia prima de oposición. Varios dirigentes del PLD dicen al PRM que entre el dedito que la cotorrita no está. Ellos fueron con su queja ante el armador por antonomasia, Agripino Núñez Collado, quien pudo brindarles la extremaunción. Si los opositores mantienen su posición morirán en la funda, como el gallo aquel.
Hay que dejarse de zarandaja y encarar la realidad. Los aliados de la oposición están agarrados de una brocha sin pintura ni escalera. Para presionar se retiran del diálogo de dos leyes reclamadas hasta la ronquera por la sociedad civil. Pero levantan el argumento que se trata de la JCE. Incluso le ponen nombre y apellido. El fantasma de Roberto Rosario Márquez recorre los medios periódicos en la gutural voz opositora.
En las pasadas elecciones presidenciales y municipales Roberto Rosario Márquez no depositó los votos, ni los contó. Los partidos saben que el sancocho se cocina en las mesas electorales, pero ocultan que son sus delegados los que se reparten sufragios, firman actas y son patrocinados por candidatos. Todo los pasos que da la JCE es resultado del consenso.
Ya el expediente del fraude electoral está gastado. Danilo Medina ganó con suma histórica y nada más hay que hablar. Todo lo demás es bulto, achante y movimiento para distraer. Argucias de temporada. Estos desplantes son movimientos de simulación orientados a crear una resaca en la opinión pública que ablande a los del PLD. La oposición quiere llamar la atención. No son principiantes en este oficio. Si van lentos es por artritis emocional. Sus movimientos son jugadas leídas. Están en los viejos manuales cuyas páginas tienen las recetas borradas. Los ardites continuarán: el PLD negando que tiene su hombre para la JCE y el  PRM, con todo su derecho, patalea en agua mansa hasta octubre.
Esto es Política 011.
Por Alfredo Freites ;-
alfredofreitesc@gmail.com