domingo, 18 de septiembre de 2016

Educación Tarea del Hogar

"Si no puedes avanzar vibra para que todos estén conscientes de que estas dispuesto a hacerlo"
En los tiempos modernos como les hemos querido llamar, debido a la creación y asimilación casi colectiva de la cultura de la simplificación de todo lo que implique tiempo y esfuerzo, los hogares han relegado la tarea de la educación de sus hijos a los gobiernos (educación pública), a las empresas dedicadas a la labor docente (colegios privados) y en muchos casos hasta a sus empleadas domésticas.
Esta acción tiene como consecuencia que la educación de la niñez y adolescentes adquiera la forma de los sistemas que lo moldean sin encontrarse con un punto de revisión y de equilibrio en el hogar que conduzca a afianzar las buenas enseñanzas y patrones de crianzas, así como alertar sobre aquello que conduce a la construcción de una sociedad más materialista, con menos valores éticos, morales y cívicos.

Según la Real Academia de la Lengua Española la educación se define como “crianza, enseñanza y doctrina que se da a los niños y a los jóvenes” y luego como una definición de menor peso plantea que es la “instrucción por medio de la acción docente” donde queda desvelado que desde la génesis el hogar es el principal pilar de la educación.

En estos momentos a sabiendas de que ya estamos viviendo en sociedades donde las normas de convivencia se han visto afectadas por los antivalores que van desde “Papeleta mató a Menudo” pasando por “El que esta frío con Dios le da patadas a los santos” y llegando a que “Para que la cruz llegue a mi casa, que llegue a la ajena” necesitamos con urgencia que los hogares vuelvan a ser funcionales para que la educación tome su lugar.

Siempre que los ejemplos negativos del entorno, incluyendo los medios de comunicación de masas y los ejemplos de primera mano, logren ser más fuertes que los valores positivos que en el hogar hayan sido afianzados en la niñez y adolescencia, tendremos menos oportunidades de construir una sociedad que avance a un mejor escenario.

La educación es tarea del hogar, la enseñanza o instrucción es tarea de la escuela, solo juntos se tiene la oportunidad de levantar una generación éticamente correcta, con sentido patriótico, respeto a las normas y leyes, pasión por crecer, sentido de pertenencia y amor por la vida.
Por Fausto Estevez ;-