lunes, 1 de agosto de 2016

Política y Pokémon

POKEMÓN POLÍTICO.- El juego del Pokemón Go, aunque causa furor en el mundo, tiene peligros. El jugador se concentra tanto que se olvida por donde camina, y resbala, y choca, y cae, y las lesiones tal vez no sean de lamentar, pero afectan. Eso en los países grandes, con calles asfaltadas y aceras sin hoyos, que sí es en República Dominicana, los “matazos”, por frecuentes, serán de gozar. Y no solo en la vida ordinaria, también en la política. Lo que intenta la oposición ahora contra el gobierno será un Pokemón Go político: la caza de monstruos que no serán virtuales, sino reales.
Refería el caso de los ayuntamientos, y un lector me replicó que si el PLD se toma el Congreso Nacional, y la Junta Central Electoral, y el Tribunal Superior Electoral, y la Cámara de Cuentas, y la Suprema Corte de Justicia, y el Tribunal Constitucional, y el Tribunal Superior Administrativo, y todo lo demás, al PRM, o a la oposición en sentido general, no le quedaba de otra que convertir cada sala capitular en un poder alternativo. ¡Bien! Si hay conciencia, y la estrategia crea posibilidad de triunfo, que se eche la partida…
LA PAVA NO PONDRÁ… .- El PLD anda lamentándose que se desconozca la regla de oro, y si lamenta la decisión de sus rivales de oposición de no validar la nominación del alcalde de cada municipio, es porque su antigua aplicación le otorgaba beneficios. Como lograría ahora de mantenerse la fórmula, pues en las pasadas elecciones su ganancia en municipios y distritos supera a sus oponentes. Faltan dos semanas para la instalación de las salas capitular de los ayuntamientos, y 15 días es tiempo más que suficiente para elaborar una contraestrategia. Además, mañana se reúne el Comité Político, y la agenda fue acordada desde el pasado encuentro, y con muchos puntos, todos de importancia. Y no se sabe, por otro lado, si la Secretaría correspondiente hizo un informe de la situación, o si habría tiempo para conocerlo, y en consecuencia, decidir. Las comisiones designadas por el PRM y el PRSC todavía no entregan sus consabidos reportes, aun cuando se tiene prevista una reunión para mañana…
CUESTIONES CRUCIALES.- Ambas reuniones serán de gran importancia política, pues deberán conocer asuntos cruciales. Habrá que ver si la acción combinada del PRM y del PRSC logra su cometido en los ayuntamientos, y se consolida su alianza, ahora con propósito de oposición. El comité político del PLD tiene tareas pendientes, muy pendientes.
Temístocles Montás no tendrá siquiera que hablar, pues completó la dirección de la Cámara de Diputados sin mayores dificultades. Pero que dirá Rafael Alburquerque de sus tratos con los partidos de oposición en el Diálogo de Agripino, o el responsable de la investigación sobre la traición de peledeístas en las pasadas elecciones. Las indagatorias fueron llevadas más allá de lo recomendable, y lo que en principio fue chisme, ahora algo grave y con consecuencias. Alejandrina Germán tiene a su cargo dos comisiones, y por igual deberán rendir informes.
¿Lo hará, y de hacerlo, quedará tiempo para ocuparse de la renuencia al acuerdo en los ayuntamientos?… QUE NO, QUE SÍ...
Señor Orlando Gil,
distinguido periodista:

En fecha reciente (26/7/16) en la habitual columna que publica en ese prestigioso periódico, usted mencionó varios nombres como favoritos de líderes respectivos del PRM (Partido Revolucionario Moderno) para ser propuestos como candidatos a ocupar un lugar en la Junta Central Electoral. Entre los nombres mencionados se refirió al mío como supuesto pupilo de Luis Abinader. Deseo dejar claro que, en mi caso, si bien es cierto que algunos amigos y organizaciones no partidistas me han sugerido que formalice solicitud para esa función, entre estos no figura el PRM de manera institucional, ni Luis Abinader como persona individual.
Es público y conocido que sigo y respeto los lineamientos del PRM; que he sido y soy colaborador del licenciado Abinader en el ámbito jurídico-político, pero lo cierto es que jamás entre él y yo se ha tratado este tema.
No obstante, lejos de toda hipocresía, debo decirle que si se me propusiera servirle al país en una función como la insinuada, lo asumiría como una honra, ya que sería una oportunidad de aportar a la consolidación de la débil democracia dominicana. Aprovecho para decirle que soy su fiel lector y que doy por seguro que el pequeño desliz no lo sustrae del merecido y bien ganado sitial de comunicador bien informado, veraz y confiable.
Atentamente, Antoliano Peralta Romero
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do