miércoles, 13 de abril de 2016

“Patada del ahogado”

El video-denuncia fue una provocación de Luis Abinader y el PRM en procura de una reacción violenta del Gobierno, del PLD, que diera los motivos que andan buscando los asesores de campaña del candidato opositor para tratar de justificar su derrota y/ o, lo que sostengo, su retiro de las elecciones. Poco más de 48 horas después de la provocación, dos encuestas le dieron en la cara --como contundente respuesta-- a Abinader y su equipo de campaña: pierde las elecciones con una votacion de dos por uno.
Estas encuestas muestran: Greenberg-Diario Libre, Danilo 59%, Luis 32% (publicada este lunes 11 de abril); Mark Penn-SIN, Danilo 62%, Luis 29% (publicada este lunes 11 de abril); Benenson Strategy Group da 66% a Danilo y 26% a Luis (publicada este martes 12); ya Gallup-Hoy había publicado, hace unos días, a Danilo con 51,8% y a Luis 35,7%, mientras Newlink, la semana pasada, dio a Danilo 55% y a Luis 28%.
Los grupos mediáticos que sustentan la campaña de Abinader y el PRM generaron la expectative de que el video-denuncia ‘prendería el país’ por los cuatro costados contra Danilo, el Gobierno y el PLD.
Creo que no fue coincidencia pretender un escándalo y una reacción del Gobierno en momentos que en el país sesionaba la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) a la cual ya habían ‘emplazado’ con un documento leído en conferencia de prensa, alegando que el asesinato del periodista Blas Olivo, ocurrido hace justamente un año, era un ‘crimen de Estado’.
Con lo que no contaba Abinader y su equipo de campaña es que dos empresarios privados, del talante de Pepín Corripio y Domingo Bermúdez, le echarían un jabón a su sancocho con su decisión de no difundir el adefecio fílmico, decisión motivada públicamente en un comunicado conjunto de los dos medios, Telesistema, Canal 11, y Color Visión, Canal 9.
No contaban, tampoco, con que el presidente Medina y en el escenario de la Asamblea de la SIP, enfrentaría las acusaciones en su contra, y que el propio Pepín Corripio, en el mismo ambiente de la Asamblea, asumiría la responsabilidad total de su decisión sobre la difusión del video-denuncia.
Danilo ha cometido pocos errores de trascendencia en esta campaña. Da la cara.
Luis comete errores, y serios, todos los días, y se esconde tras su equipo. Danilo está en la cúspide y Luis en el derricadero.
Danilo avanza firme a ser reelegido mientras Luis da la ‘patada del ahogado’ en una alocada y desesperada carrera que sellan su debut y despedida.
Por Ruddy L. Gonzalez ;-