jueves, 10 de marzo de 2016

Policía expulsa a cabo que mató a tres mujeres a tiros e hirió niño

Ronny Fermín García está bajo control de la institución
El cabo de la Policía que ultimó a tiros a tres mujeres, incluyendo a su mujer, e hirió a un niño de dos años fue expulsado de la institución. El hombre está bajo custodia.
Los asesinatos fueron perpetrados por Ronny Fermín García en un paraje del municipio Sánchez, provincia Samaná.
Un informe preliminar del caso explica que el cabo Fermín García, de servicio en la ciudad de Nagua, ultimó  a su ex concubina Alexandra Ruiz Lorenzo (a) Sandra, de 17 años; a Carmen Andújar Bettemit, de 53; y a Juana Altagracia Andújar de edad no especificada.
El alistado está acusado además de herir de bala en el vientre al niño Dawin Valdez Andújar, de dos años, hijo de Juana Altagracia Andújar, quien recibe cuidados médicos en el hospital San Vicente de Paúl de San Francisco de Macorís.
El hecho se produjo esta madrugada en el paraje La Lometa del municipio de Sánchez, donde el cabo Fermín García fue arrestado y trasladado bajo custodia al cuartel de la Policía de Samaná.
El alistado habría cometido los crímenes porque supuestamente su ex concubina sostenía una relación sentimental con un hombre al que fue a buscar tras ultimarla y al no encontrarlo disparó contra su madre y hermana, matándolas  y causando herida de bala a un sobrino de este de dos años de edad. 
El médico legista actuante en el caso, doctor Carlos Martino, certificó que la exconcubina del alistado falleció a causa de una herida de bala en la frente y otra en el pecho, sin salidas.
Certificó que Andújar Bettemit murió a causa de múltiples heridas de bala en el pecho y la espalda; y Andújar a causa de heridas de bala en el lado izquierdo del pecho y en la región lumbar, mientras que el niño presenta herida de bala en el vientre.
El informe explica que para cometer el hecho el cabo Fermín  García utilizó su pistola de reglamento marca Browning, calibre nueve milímetros, serie 245NX51944, la cual está en poder de los investigadores policiales de Nagua a cargo del caso, con su cargador y cinco cápsulas.
En el lugar del hecho, la Policía Científica levantó cuatro casquillos calibre nueve milímetros y un proyectil percutado que están en poder de la entidad.