viernes, 4 de marzo de 2016

Collado imita maroma de Hipólito

Como el soplo vino del lado peledeísta no hice caso a la versión de que David Collado ya no quería la candidatura para alcalde capitalino. Esa aseveración no tenía sentido. El emprendedor desplegó grandes esfuerzos para sacar de juego a Fello Suberví, lo cual logró. Sería descabellado renunciar  a la meta si el camino estaba despejado.
El joven político sabe captar aliados y se dice que con un grupito de ellos iba acompañado para la candidatura a la alcaldía del Distrito Nacional. La voluntad de los jurásicos del PRM fue el valladar que torció el rumbo de Collado. Dijo públicamente que tenía obstáculos. Después expresó no querer  ir solo con los suyos.
En el PRM parece que las maromas dan resultado. David Collado hace un salto mortal doble en imitación de Hipólito Mejía. Sin medias tintas se destapa apoyando, no una obra de Danilo Medina, sino varias. Se explaya con lisonjas inmedibles a la obra de gobierno del candidato presidencial del PLD. Coincidió con el discurso del mandatario.
Si no es un mensaje de renuncia lo es de rebeldía.
Es posible que ahora salga una nota desmintiendo los términos de la presunta declaración porque se le fue más que la mano.
David Collado parece que fue a una exhibición privada  en el gimnasio de Roberto Salcedo y el Alcalde le enseñó sus molleros. El actual jefe de la capital y candidato del PLD tiene múltiples fortalezas y parece haberlas enseñado a su joven contrincante. No tengo otra explicación.
La desbancada de Fello lo empujó a retornar a su viejo PRD, pero es difícil que Collado haga lo mismo. Como ahora está de moda saltar del tren en marcha no dudo nada. En el vagón del  PLD  caben más y Danilo Medina no se ruborizaría  con quitarle esa muela al PRM. Hasta Suberví gozaría la trastada.
Es posible que la mano se me haya ido a mí y lo David Collado sea solo una presión. Que su maroma sea para asustar a Luis Abinader y compartes. Los elogios de Hipólito Mejía fueron a unos multifamiliares y de inmediato las cosas se calmaron. Pero lo del emprendedor fue excesivo. Entiendo que su presión es mayor. Desde la caja de bateo manda un mensaje al manager. 
Tal parece que el objetivo  en el PRM es no dejar dormir tranquilo a Abinader.
Por Alfredo Freites ;-
alfredofreitesc@gmail.com