jueves, 5 de noviembre de 2015

Burla a la soberanía


Por Ricky Noboa

Los franceses y colaboradores del patio se burlaron de las autoridades en el plan de fuga de los pilotos franceses sentenciados por la justicia dominicana y una vez más nuestra justicia actúa de manera vergonzosa en contra del respeto a la soberanía jurídica y moral del Estado. El cese de la medida de coerción de prisión preventiva en contra de los franceses y los demás imputados, sustituida por impedimento de salida del país y presentación ante el fiscal encargado de la investigación el primer lunes de cada mes, más que una medida fue el excremento de lo que ha sido una costumbre de manipulación en los procesos judiciales dominicanos.
Frente al crimen de asociación en la posesión de sustancias controladas en la categoría de traficantes, específicamente cocaína, aparece el eurodiputado francés Aymeric Chauprade, del Frente Nacional Derechista, quien reconoció su implicación en la fuga junto a Naudin, especialista en criminología y seguridad aérea, quien reivindicó haber organizado la parte operacional de la fuga, estas acciones ponen a prueba si real y efectivamente el gobierno francés y su diplomacia con su colaboración respetarán o no los procedimientos legales legítimos que nos hacen ser un país soberano.
Si nos remontamos al siglo pasado y el fi n de los imperios nacionales ruso, otomano y austrohúngaro, alemán, francés, británico, belga, italiano, español, portugués y por último soviético; su caída tuvo como consecuencia una gran proliferación de estados. De los cerca de 40 hemos pasado a los casi 200 estados que hay en la actualidad.
Es preciso calificar que alguno de ellos son microestados o estados débiles, de dudosa viabilidad política y económica, o quizás caricaturas de Estados.
De tal manera, el planeta se ha fragmentado en soberanías políticas nuevas o artificiales.
Frente a este caso bochornoso, ¿cómo califi caríamos la nuestra? Tendremos la respuesta frente a la solicitud del Ministerio Público de Rep. Dom., de fijar una audiencia de apelación interpuesta por los fugitivos, en la que se pedirá su suspensión de libertad y que sean declarados en rebeldía y así solicitar órdenes de búsqueda y captura internacional.

¡Ja, ja, ja, ja! ...Soñar no cuesta nada.