martes, 3 de febrero de 2015

“Viejos mañosos” del PRSC

“Viejos mañosos” del PRSC
La inferencia de Quique Antún el domingo en Santiago no pudo ser más clara cuando se refirió a “los viejos mañosos” que se fueron del Partido Reformista… “Mientras algunos viejos mañosos se van, ingresan jóvenes valiosos que conforman una pléyade de dirigentes capacitados y preparados para cambiar la suerte del país”, dijo el presidente del PRSC.
Aunque estaba retratando de cuerpo entero al senador Amable Aristy Castro, por longevidad y mañas viejas, no puede ser apostrofado nadie en el reformismo, empezando por el propio Quique y su ascendencia que empezó con Balaguer, hace cincuenta y pico de años.
Además, sólo tenía que mirar a ambos flancos de la tribuna para encontrarse con algunos monumentos reformistas a las trapacerías más añosas, empezando por José Enrique Sued, que le aplaudía delirante y, “más payasito”, su entrañable Marino Collante, y al lado de éste Máximo Castro Silverio.
Esos cuatro triplican a Amable si no en “mañoserías”, por lo menos en años militando en el partido de Balaguer… Y los cinco están entre los mejores discípulos del viejo caudillo “ido a destiempo”.
Los jóvenes que mencionó Quique en su vibrante discurso, no se encontraban en el salón. Aunque mientras hablaba, la concurrencia miraba para todas partes tratando en vano de identificarlos.
Un montón de “vainas”…
Quique nunca ha sobresalido por denostar a sus compatriotas reformistas. Al contrario, ha sido siempre respetuoso inclusive en los momentos de mayor confrontación política.
Su reacción en Santiago tiene mucho que ver con las acusaciones de Amable y algunos de sus seguidores que se están yendo del partido de forma escalonada para dejar la sensación de que existe una desbandada reformista.
El último caso se produjo precisamente la víspera del acto de Santiago con la renuncia de Manuel Alsina de Castro, que aunque no era un dirigente de la primera línea de acción, su padre, Manuel Alsina Puello, pertenecía a la vieja guardia, lo mismo que el padre de Quique, Federico Antún Abud, y ambos vienen de la juventud balaguerista.
Pero el caso de Alsina no será el último. Se comenta que en los próximos días se producirán renuncias de viejos reformistas de casi todo el país, gente de la confianza de Amable que empezará a integrarse al partido La Estructura una vez que el senador de La Altagracia asuma el control de esa agrupación.
No se irán sólo “los viejos mañosos” citados por Quique en Santiago, sino muchos jóvenes pertenecientes a las últimas horneadas reformistas, entre ellos casi la totalidad de la juventud del partido que dirige precisamente el nieto de Amable, el hijo mayor de Karina, la alcaldesa de Higu¨ey.
…Vienen otras reacciones Los reformistas reaccionarán con acritud frente a la embestida de Amable… Incluso, gente de la confianza más íntima del avanzado senador de La Altagracia, entre ellos Rogelio Genao y Johnny Jones, le plantarán cara en los próximos días y fijarán con firmeza una oposición radical “al sonsacamiento de los compatriotas”.
Ambos trataron de que Amable no se fuera del partido y mediaron hasta el último instante para que Antún transigiera con algunos de sus reclamos. Y en cierto modo lo lograron… Quique convocó a Amable “a una reunión familiar” en un empeño fallido de evitar su renuncia. “Pero Amable ni caso le hizo…” En ese momento ya era tarde… Amable ya había negociado La Estructura con Vanderhorts… Y hasta le había dado un avance... ¡Noticioso, por supuesto! 
Por César Medina ;-
lobarnechea1@hotmail.com