martes, 10 de febrero de 2015

Entre GALLUP y ASISA

Entre GALLUP y ASISA
La segunda víctima
Si la primera víctima de la guerra política es la verdad, la segunda son las encuestas, que no solo son un excelente instrumento de investigación, sino también una excepcional herramienta propagandística para influenciar votantes, “posicionar” candidatos, crear escenarios favorables; en fin, para enviar mensajes “a quien corresponda y pueda interesar”. Faltando unos 15 meses para las elecciones de mayo 2016, todas las encuestadoras pueden darse el lujo de servir a esos propósitos sin poner en peligro su credibilidad. Por ejemplo, las recientes encuestas de ASISA Research “para empresarios amigos”, y la Gallup para el diario HOY, sirven a esos propósitos en esta etapa de la lucha político/empresarial/financiera. En esta oportunidad, una vez más, don MacLuhan tiene razón: la encuesta (el medio) es el mensaje, e incluso es un masaje.
Cuando la encuesta es el mensaje 
En la encuesta ASISA del pasado jueves, encontramos importantes mensajes “a quien corresponda y pueda interesar”. Veamos algunos:
1. Metodológicamente no es correcto presentar como candidato a la presidencia en el cuestionario de una encuesta a quien la Constitución le prohíbe serlo.  
2. Fuera Medina de la contienda, sólo Leonel Fernández -o en su defecto Margarita Cedeño- garantizan una victoria del PLD en primera vuelta.
3. Fuera Medina y Fernández de la contienda, Margarita Cedeño supera sin dificultad alguna a los demás aspirantes. (O sea, que la alternativa, “El tercer hombre”, de Graham Greene, en la película electoral de mayo 16 podría ser una dama).   
4. La tasa de rechazo de Leonel no es un problema. Es la más baja de todos los candidatos con posibilidades. (Si no le molesta, si le ocupa poco tiempo bájele algo, don ASISA, que el de Fernández es un liderazgo de pasiones encontradas, y lo mucho hasta Dios lo ve).
“Gallupa, gallupa”, y no Murrieta.
En los mensajes de ASISA estábamos, cuando arrancó la entrega de Gallup para el diario HOY. Y una vez más, importa poco aquel mayo que vendrá, sino este febrero repleto de incertidumbres. Los mensajes de la Gallup son exactamente contrarios a los de ASISA, pero son los mismos que los de la anterior entrega de septiembre pasado.
1. Sólo la reelección salva al PLD. (Centrado en hacer el mejor gobierno de la era democrática, el Presidente no ha mostrado ningún interés en modificar la Constitución ni en repostularse, pero la Gallup insiste en presentarlo como candidato en su cuestionario. El mensaje está claro y a cinco columnas en el titular principal del HOY de ayer: Reelección).
2. Con Leonel, el PLD no gana en primera vuelta. (Sólo el presidente Medina garantiza el triunfo del PLD).
3. Con Leonel de candidato, la oposición podría incluso ganar en primera vuelta. (Guillermo Moreno en alianza con PRM, (Mejía o Abinader) vencería a Leonel, pero no a Danilo Medina).
4. Guillermo Moreno (archienemigo de Leonel) será y es YA una fuerza determinante en la lucha electoral. (Incluso, en un exceso que compite con el de ASISA en el chiste de la tasa de rechazo de Leonel, Gallup nos dice que enfrentado a Mejía y al Dr. Fernández, Guillermo Moreno alcanzaría un 23.8% de los votos, y con Medina como candidato, superaría al PRD 10.5% a 1.9%, o sea 4 a 1. ¡Joder!).
“Menos un sepulturero”.
O mejor, digo, “negociación o muerte”. Danilo Medina debe leer con especial atención el mensaje que ASISA -tan débil de corazón con el Profesor- le ha enviado; Leonel Fernández, por su parte, debe hacer lo propio con esta Gallup que lo quiere tan poco. Como ocurrió en 2012, para mayo 2016 en la madurez política y la inteligencia emocional de estos dos líderes está la victoria o la derrota del PLD. No lo olviden y recuerden a León Felipe, mis señores: “Para enterrar a los muertos como debemos, cualquiera sirve, cualquiera... menos un sepulturero”.
Por Pablo Mckinney ;-