martes, 10 de febrero de 2015

El “tirijala” reeleccionista

Más que el texto, me gustó el título que le dieron a La Tecla de esta semana... Porque realmente se trata de un “tirijala” que mantiene empantanado al Partido de la Liberación Dominicana y divide a sus principales dirigentes en reeleccionistas y antirreeleccionistas.
Aunque en el PLD no se puede hablar de reglas y principios desde que se murió Juan Bosch, para algunos la reelección es una malapalabra que quisieran erradicar del vocabulario político a pesar de la experiencia reeleccionista de 2008 que casi todos convocaron a palmas batientes.
Sólo el danilismo más ortodoxo en ese momento se abstuvo de celebrar la reelección, así sea que ahora quiera alegarse que en aquel momento no estaba proscrita en la Constitución por el desatino de 2003 propiciado por Hipólito Mejía para intentar seguir en el poder.
Pero en base al principio boschista de la no reelección, es igual de pecaminoso todo intento de seguir en el poder más allá de una legislatura de cuatro años, peor todavía cuando previamente se ha modificado la Constitución con fines exclusivamente continuistas como en 2003.
De ahí que el PLD y la propuesta para reelegir a Danilo atraviesen ahora un grave dilema entre aquel viejo principio boschista y el pragmatismo que supuso la pérdida de la virginidad del 2008 con la repostulación de LeonelÖ
¿Lo malo o lo peor...?
El “tirijala reeleccionista” parece estarle planteando al país la disyuntiva entre lo malo y lo peor. Incluso, algunos opositores al PLD comienzan a tranzarse por Danilo ante el casi seguro retorno de Leonel de prevalecer el principio de la no reelección consagrado en la Constitución.
Es el juego maniqueísta de algunos hacedores de opinión pública que por tradición han estado en contra del PLD y que fueron enemigos de Bosch desde antes de Bosch irse del PRD y quienes alentaron su ruptura con Peña Gómez en la división de 1973.
Los mismos que apostaron contra Danilo en las elecciones pasadas, y en algunos casos fueron asesores de Hipólito, y que luego participaron en el montaje de la campaña contra Leonel en los meses finales de 2012Ö
ÖLos que asesoran aún al grupo disidente del PRD que trata de formar un frente opositor con Abinader a la cabeza --ahora en contra de Hipólito--, y que está al borde del colapso. Por eso --jamás por simpatías--, asumen la reelección de Danilo como alternativa al fracaso de la llamada Convergencia por un Mejor País.
Antileonelismo puro...
Se trata de un antileonelismo que viene de viejoÖ El problema se remonta a más de 20 años atrás cuando el éxito de Leonel Fernández se constituyó para ellos en un fracaso personal al percatarse de que no podían manipular “al muchachito de Villa Juana”.
Está claro que esos grupos de la comunicación social se sienten más cómodos con Danilo que con Leonel, aunque el objetivo común es desplazar al PLD del poderÖ Y como se están quedando sin alternativa, se decantan por la reelección, así dejen en el aire sus partes pudendas...
Ö Porque son los mismos simuladores de siempre, los que reclaman unos principios que jamás han tenido, y se erigen en rectores de la moral y la ética del periodismo nacional cuya norma básica es la independencia que hace rato ellos tienen hipotecada.
Peor los políticos que se dejan envolver por especímenes tan bien conocidos en este medio tan chiquito...
Por César Medina ;-
lobarnechea1@hotmail.com