Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, noviembre 06, 2019

Los memes de Gonzalo Castillo

VISIÓN GLOBAL......      


En las semanas finales de la precampaña para las primarias de octubre pasado las redes sociales fueron inundadas con cientos de memes de Gonzalo Castillo, casi todos dirigidos a criticar la profusión de su figura como omnipresente hasta llegar casi a odiarle.

Aparecía en los objetos más impensados, desde una lata de sopa de letras hasta la bacineta del inodoro, sin obviar que su imagen despuntaba el alba junto al Sol.
Todo esto sin olvidar que las redes sociales más populares (Twitter, Facebook, Youtube, entre otras) daban la medida de una hemorragia de mensajes sin final que provocaban, supuestamente, la repulsa de la mayoría del pueblo dominicano.
¿Y qué decir de los anuncios a través de la televisión y la radio? Se estima que por cada spot de Leonel Fernández se pautaron catorce de Castillo, y 22 por cada mensaje de Luis Abinader, recordando que en las primarias participaban los partidos de la Liberación Dominicana (PLD) y Revolucionario Moderno (PRM).
Además de las redes de incidencia pública, los grupos de whatsap fueron el escenario por donde los usuarios se dieron banquete difundiendo las metidas de pata del candidato del Gobierno, poniendo en evidencia las graves deficiencias conceptuales de que adolece, su falta de dominio de temas fundamentales, y su carencia casi absoluta de profundidad en todo lo que se presupone debe conocer un postulante presidencial.
Hasta ahí todo luce bien. Sin embargo, lo que muchos no saben es que esa lluvia de memes salía de la propia campaña de Castillo, destinada a conseguir el posicionamiento de una figura hasta entonces desconocida para más de la mitad de la población votante.
Mediante la ridiculización aparente de Castillo, su campaña logró que el desconocimiento del aspirante bajara a menos del 20% al día de las primarias, lo que puede considerarse un gran acierto, pues era poco probable que un candidato desconocido por la mitad de la población pudiera competir con alguna posibilidad de éxito.
Al alcanzar, mediante la saturación de mensajes, reducir porcentaje que sabía muy poco o nada del aspirante, al Gobierno le resultó más fácil completar el fraude que montó para impedir la victoria de Leonel.
La estrategia ha sido poner en práctica aquella vieja expresión de que es más importante que te ataquen a que te ignoren. En ese sentido, la campaña de Castillo ha considerado beneficioso que en las redes se le mantenga siempre presente a través de los memes que en apariencia pretenden desdibujar su figura a partir de esos elementos superficiales.
En el fondo, un candidato al que se presenta como si fuese casi un oligofrénico no es un rival a tomar en cuenta. O por lo menos es débil al no poder desarrollar con claridad las ideas que sustenten su plataforma. Craso error.
¿En cuál escenario estamos ahora? Justamente en el mismo de antes de las primarias. Las redes han retomado el vendaval de memes presuntamente para ridiculizar al señor Castillo, y cientos de grupos de whatsapp han retomado la ruta de la ingenuidad—talvez por desconocimiento de los usuarios—y las “torpezas” del candidato de la cúpula peledeísta han entrado en la senda de los mensajes más difundidos, lo cual significa campaña gratis. No permitamos que Joao Santana, a través de su hijo, nos tome de tontos útiles.
Por Nelson Encarnacion;-
Nelsonencar10@gmail.com

@VisionGlobalRD

No hay comentarios:

Publicar un comentario