Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

lunes, febrero 04, 2019

Abatida campaña sucia contra LF

El domingo 27 de enero se produjo un corre-corre político, en redes sociales y medios de comunicación, cuando el alto mando del proyecto presidencial del Dr. Leonel Fernández convocó de urgencia una rueda de prensa en la que se denunció al país que sectores “enquistados” en el gobierno pondrían en marcha una campaña sucia contra el expresidente de la República y presidente del Partido de la Liberación Dominicana. La noticia estremeció al país y fue primera plana en todos los medios de comunicación el lunes siguiente.
De inmediato, la maquinaria mediática oficial pegó el grito al cielo y los precandidatos del PLD denominados “alitas cortas”, mote puesto por indicación del propio Palacio Nacional (para frenar su crecimiento), le “cayeron arriba”, como dice el pueblo, al expresidente Leonel Fernández alegando de que “se trataba de un invento y de una ofensiva para dividir el PLD” y que “no existía ninguna campaña sucia en curso contra el exmandatario”.
Sin embargo, 48 horas después, la denuncia de campaña sucia contra Leonel Fernández fue confirmada con la puesta en escena, de nuevo (repitiendo el guión del año 2015), del exconvicto por narcotráfico Quirino Ernesto Paulino Castillo, quien cumplió 10 años de prisión en los Estados Unidos, luego de haber confesado introducir en el territorio norteamericano toneladas de cocaína. Quirino volvió a repetir la existencia de una supuesta deuda de dinero, sin aportar la más mínima prueba ni ningún documento que pueda avalar su afrentosa afirmación.
Todo el trabajo de la maquinaria mediática gubernamental y de los precandidatos presidenciales denominados “alitas cortas” negando la denuncia del sector del Dr. Leonel Fernández, cayó estrepitosamente.
En el video que circula en las redes sociales Quirino Paulino Castillo, no sólo repitió lo que había dicho en el ’15, sino que además anunció que el expresidente Hipólito Mejía lo había visitado; que era un hombre a quien él le tenía agradecimiento y que estaba dispuesto a apoyarlo electoralmente para que vuelva a ser Presidente de la República. Esta indiscreción puso en serios aprietos al expresidente Mejía, quien no tuvo otra alternativa que admitir que realizó la visita, pero “que había rehusado” el apoyo político dado por el exconvicto porque, a su decir, no le convenía.
El Dr. Leonel Fernández no necesita mayores defensas ante las declaraciones de Quirino Ernesto Paulino Castillo.
Sus hechos como Presidente de la República hablan por él. Fue Leonel Fernández el que separó a Quirino, tan pronto entró al poder en el año 2004, habiendo sido éste ascendido el 16 de agosto de ese año por Hipólito Mejía a Capitán del Ejército. Fue el gobierno de Leonel Fernández el que inmediatamente llegó al poder en el 2004, ordenó que el helicóptero de Quirino, estacionado en la Base Aérea de San Isidro y manejado por un mayor de la FAD, fuera sacado inmediatamente de la base militar. Fue el Dr. Leonel Fernández el que ordenó la inmediata demolición y clausura de la pista de aviación que Quirino tenía en su fi nca en Elías Piña, construida por miembros de la FAD con la autorización expresa del gobierno del expresidente Mejía. Y fue finalmente el gobierno del Dr. Leonel Fernández el que meses después apresó a Quirino, lo extraditó a los Estados Unidos y desmanteló su vasta estructura criminal en RD.
Algunos ciudadanos, la mayoría de ellos tendenciados, quieren ignorar los hechos descritos anteriormente y han pedido por las redes sociales al Dr. Fernández que demande a Quirino por difamación. Una petición ridícula y absurda que procura precisamente que el Dr. Fernández distraiga su tiempo en un “dime y te diré” con una persona a quien su gobierno persiguió y extraditó, quien no ha aportado, reitero, ninguna evidencia o prueba para darle credibilidad a sus afirmaciones. Y desde el punto de vista jurídico, otro absurdo, ya que la alegación falsa de tener una deuda civil con una persona, tampoco constituye delito de difamación ni de injuria.
Quiero reconocer que es humanamente comprensible la posición de Quirino Ernesto Paulino Castillo frente a Leonel Fernández. El odio y encono que debe guardarle por las razones antes expuestas, se entiende.
Quirino debe estar viendo, como lo está viendo todo el país, que el expresidente Fernández está encabezando las encuestas dentro y fuera del PLD, que la reelección es un camino cada vez más cerrado, y que el hombre que lo apresó y extraditó puede volver al poder en 15 meses. Él tiene un “interés personal” legítimo en querer impedir que el Dr. Fernández vuelva al poder. Le convendría políticamente que baje en las encuestas con sus declaraciones y que se le abra de nuevo el camino a una nueva reelección, como ocurriera hace 4 años. En sus adentros, Quirino entiende que su acción del ‘15 fue clave para la reelección de Danilo; se siente, con razón o sin ella, “padre” del gobierno y de la reelección de Danilo en el ‘16. Y en la segunda opción, si la nueva reelección no es posible, es natural que quiera que vuelva Hipólito Mejía.
La realidad es que la hábil jugada política del sector de Leonel Fernández “le mató el gallo en la funda” a la estrategia reeleccionista, que tuvo un mes de enero malo para el gobierno y para el presidente Medina y que anda desesperadamente buscando una fórmula de cómo detener el ascenso popular de Fernández que se está produciendo en estos momentos. El intento de Quirino fue fallido. Según las informaciones fidedignas de que dispongo, van a intentar otro cartucho de campaña sucia con otro tema, para lo cual ya se “hacen arreglos” de “publicaciones independientes”, urdimbre de baja estofa, de la cual tengo entendido que el Presidente Fernández tiene todos los detalles. El que ha sido tres veces Presidente de la República y está encabezando actualmente encuestas dentro y fuera del PLD, tiene mucho más información de la que sus adversarios imaginan.
Parece que a algunos se les está olvidando esta parte.
Por Vinicio Castillo Semán;-
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario