Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, diciembre 12, 2018

Tragedia Polyplas es una escuela

Cada tragedia que enluta una familia, comunidad o país debe ser acogida como una lección para la vida futura. La aflicción imprime una patina de dolor que no debe dejarnos invidentes para la acción. La explosión derivada del manejo de combustibles en Polyplas debe servir como escuela para todos los empresarios.
En todos los lugares donde hay concentración de personas hay riesgos, aunque se trate de una iglesia. Cuando la normalidad se altera la gente puede ser asaltada por el pánico y convertirse en obstáculo o agresor de los demás.
Para prevenir el pánico es obligatorio en todo lugar donde haya concentración de personas efectuar ejercicios para la evacuación de emergencia y tener protocolos de acción con personas a cargo de cada actividad. Estas acciones a muchos nos podrían parecer aburridas o innecesarias, pero salvan vidas y disminuyen daños a la propiedad tanto como la imagen de empresas.
Tras los accidentes empresarias hay investigaciones de los seguros que obligatorios para cubrir imprevistos. Cumplir con los protocolos de emergencias son por eso mismo elementos de ayuda.
Donde hay concentración de humanos hay riesgos previsibles que deben   siempre ser tomarlos en cuenta para minimizarlos. En muchos casos los diseños de los espacios toman en cuenta esto, pero la rutina o las modificaciones de los espacios anulan las medidas de seguridad. Elementos que deben  ser implementados en todo espacio ocupado por mucha gente son trazar y publicar con señales visibles, las rutas de evacuación; sistemas de alarma sonora y con luces alimentados con energía independiente; sistema de video en todo el perímetro; entrenar el personal en combate de incendios menores; tener entrenado un comité de emergencias para enfrentar cualquier tipo de eventualidad y sostener un sistema de respaldo de data alejado de la empresa que sirva como respaldo.
Muchas otras cosas se pueden agregar porque hasta los primeros auxilios podrían ser útiles.
Cada lugar de uso colectivo tiene un margen de riesgos que debe ser tomado en cuenta para implementar las medidas de prevención o reacción. Un comité de riesgos lo deben tener las empresas integrados por personas entre los varios niveles de responsabilidad. El máximo ejecutivo de la empresa no tiene que ser el vocero de la entidad porque añade riesgos colaterales. El comité es para dirigir acciones y manejar la información porque en el publico siempre hay jueces emocionales.
Hay que prevenir el accidente para mitigar la tragedia.
Por Alfredo Freites ;-
alfredofreitesc@gmail.com

Print Friendly, PDF & Email