Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

sábado, noviembre 10, 2018

Plato fuerte (1 de 2)

El que en ocasión del día de nuestra Carta Magna el presidente Danilo Medina reiterara su intención de respeto por la Constitución, y el apego del gobierno que encabeza a la independencia de los poderes públicos y a los derechos ciudadanos, es alto alentador, esperanzador, en tiempos de consabidas incógnitas y de la aprensión en algunos sectores nacionales de que traviesas aventuras político-electorales pongan en ascuas la paz social o el ordenamiento institucional del país.
Igualmente, la referencia del juicioso y responsable magistrado presidente del Tribunal Constitucional, Milton Ray Guevara, ante el busto del patricio Juan Pablo Duarte, en el sentido de que:
“En la Constitución, lo importante no es el papel, sino el contenido”, fue muy oportuna y no tiene desperdicio. Porque -citado fuera de contexto, Balaguer en una frase ajena, y no siempre tomado en cuenta el autor de la expresión completa, el alemán Ferdinand Lassalle, por los que controlan el poder- la Constitución no puede ser ni verse como un pedazo de papel, ni interpretarse -ni modificarse-, según circunstancias, coyunturas políticas o conveniencias particulares (¿). Se le hace un flaco servicio a la democracia y a la institucionalidad de la nación en sentido general -con los consiguientes costos políticos-, cuando no hay reparo o miramiento alguno para modificarla, y hasta violarla, buscando “bajaderos” o “acotejos” que en definitiva resultan perjudiciales y trastornadores. De referentes traumáticos está preñada la historia patria, con 37 de 39 modificaciones constitucionales solo para abrir paso reelecciones de figuras al mando del poder, entre ellas, Báez, Bilis,Vásquez, Trujillo y Balaguer, dejando para después a personas que todavía tienen vigencia y gravitación. Por cierto, tras unos días en Colombia (país con una realidad muy distinta a la imagen dañina proyectada en las narco-novelas), tengo de fuentes respetables condimentos e ingredientes importantes de algunos platos fuertes ya en proceso o en planes de cocinarse en el ambiente político-electoral local, donde hay posiciones e ideas de los que “empujan” en más de una dirección en capacidad de alimentar controversias y mover a preocupación en amplios sectores partidarios y empresariales del país, unos metidos de lleno y otros como observadores. Veamos: Hay posibilidad de que Danilo no defina en marzo lo que le dijo a Jatnna  que dejaría claro  ese mes , sino que quiera ganar algo más de tiempo, para ver qué brazas adicionales puede arrimar para su fogón. Para el sancocho pautado en el Congreso, están seguros la olla y los fondos para las carnes, víveres y comensales indispensables. El resto, en la entrega del martes.
Por Luis Encarnación Pimentel ;-
Print Friendly, PDF & Email