Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

lunes, julio 23, 2018

El padrón cerrado ha sido preferido por los partidos en primarias

Leonel Fernández juramentó a Danilo
Medina luego de que la cúpula del PLD
decidió apoyar la reelección.
Estatutos facultan a miembros para escoger candidatos. El PRD usó el padrón de JCE y Vargas dijo que el Gobierno apoyó a Hipólito
Los candidatos de los partidos políticos a puestos electivos en las elecciones tradicionalmente han sido escogidos por miembros militantes y dirigentes de esas organizaciones políticas, ya sea mediante una elección primaria, una convención o una decisión de las cúpulas dirigentes, como fue el caso de los comicios de 2016.
Solamente el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) había utilizado en el año 2011 el padrón de la Junta Central Electoral (JCE) para escoger su candidato presidencial, en cuya convención podía votar toda persona que no estuviera inscrita en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) o el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), y cuyos resultados son cuestionados por Miguel Vargas Maldonado, que alegó que el PLD mandó a votar a 200 mil personas a favor de Hipólito Mejía, el ganador.
Para los comicios de 2016 solamente el PRM llevó a cabo un proceso convencional, que culminó el 28 de abril de 2015 y en el cual fue escogido Luis Abinader con el 70.24% de los votos válidos.
En dicha convención, que no estuvo exenta de denuncias de anomalías, el expresidente Hipólito Mejía obtuvo 90,130 votos para un 28.61 por ciento, mientras que Geanilda Vásquez fue favorecida con 2,439 votos, para un 0.77 por ciento, y por Amaury Justo Duarte votaron 1,207, para un 0.38 por ciento.
Mientras que el sábado 18 de julio de 2015 el presidente Danilo Medina fue escogido por los miembros del Comité Político y el Comité Central de esa organización candidato a la reelección presidencial por el PLD.
La decisión fue tomada durante una reunión de 20 minutos que sostuvieron los miembros del PLD en su Casa Nacional, y a la que asistieron 542 miembros del Comité Central de un total de 628.
En ese entonces, el Comité Político le planteó la presentación de Medina y fue votada y aprobada a unanimidad.
Igualmente, el 20 de septiembre Alianza País escogió candidato presidencial a Guillermo Moreno, el cual fue proclamado durante la Convención Nacional Eleccionaria en la que participaron delegados electos de las 31 provincias, el Distrito Nacional y de Nueva York, Boston, Florida, Puerto Rico.
En horas de la mañana de ese día, Alianza País también realizó la asamblea constituyente para dar cumplimiento a la ley electoral, aprobándose las normas estatutarias, las definiciones básicas, y eligiéndose a los miembros de la Dirección Nacional, máximo organismo de Alianza País y a Moreno como presidente de la organización.
El partido Alianza Por la Democracia (APD) celebró el 8 de febrero de 2016 su asamblea nacional de delegados, donde ratificó a unanimidad la selección de Minou Tavárez Mirabal como la candidata presidencial de la organización, decisión tomada por el pleno nacional de dirigentes en julio pasado.
Ya antes, el domingo 19 de enero de 2014 la Dirección Nacional del Frente Amplio (FA) escogió a Fidel Santana como su candidato a la Presidencia de la República para las elecciones del 2016.
La decisión de la dirección del Frente Amplio fue adoptada durante los trabajos preparatorios de un pleno nacional de dirigentes que se celebraría el 2 de marzo, y en la que sería oficializada la candidatura, luego de un proceso de consultas que ya ha sido realizado en los niveles medios y de base de la organización.
El PRD no llevó candidato para los comicios de 2016, ya que su presidente, Miguel Vargas Maldonado, anunció la noche del 15 de junio de 2015 que declinaba sus aspiraciones a favor de la reelección presidencial de Danilo Medina.
El domingo 14 del año 2015 Vargas Maldonado había sido proclamado por la convención del PRD como su candidato presidencial.
Candidatos y estatutos
Aspectos comunes de los procesos señalados es que los candidatos presidenciales fueron escogidos por miembros de sus organizaciones, como señalan sus estatutos, y en procesos organizados por ellas mismas, aunque con la supervisión de la JCE.
Ninguno de los estatutos de los partidos políticos habla de escoger sus candidatos con el padrón de la JCE, sino más bien que dejan en manos de sus respectivos comités electorales, designados internamente por sus respectivas cúpulas, organizar sus procesos partiendo de la lista de militantes de la organización.
Curiosamente, en los años y meses que precedieron las escogencias de los candidatos presidenciales, al menos en el PRM y el PLD se desarrollaban discusiones sobre el tipo de primarias a realizar, y sobre todo, el tipo de padrón, si abierto o cerrado. En ese entonces, dirigentes como Reinaldo Pared Pérez se oponían al padrón abierto, mientras que miembros de la cúpula del PRM presentaron la propuesta de utilizar dicho padrón, con lo que coincidían con el presidente Danilo Medina.
Mientras Pared Pérez señalaba que el padrón abierto podría ser contaminado, en la propuesta entregada a Medina en el Palacio Nacional el 8 de abril de 2013 por el expresidente Hipólito Mejía y Milagros Ortiz Bosch se señalaban las bondades de las primarias abiertas bajo la tutela de la JCE.
Padrón abierto o cerrado
De cara a las elecciones de 2020, el tema del padrón a utilizar en las primarias de los partidos ha sido la clave para que todavía no se haya aprobado el proyecto de Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas.
De momento ha quedado en evidencia que la principal contradicción al respecto la tiene el PLD, partido que por años ha sabido resolver internamente sus problemas con tal de retener el poder, ejemplo de ello son las elecciones de 2012, cuando tras meses de fuertes confrontaciones el expresidente Leonel Fernández se desprendió de dos millones de firmas que había recolectado en respaldo de su candidatura y se la entregó al presidente Danilo Medina en un acto público.
Mientras Fernández, que ha sido presidente tres veces y que aspira a gobernar por un cuarto período, rechaza que se imponga un determinado tipo de padrón en las primarias y defiende la lista interna de militantes, dirigentes que favorecen que el presidente Danilo Medina se reelija para un tercer mandato apuestan por el padrón abierto.
El rechazo a las primarias abiertas por parte de Fernández resulta contradictorio si se parte de que sus partidarios recorren nuevamente el país recolectando dos millones de firmas que garantizarían que éste gane las elecciones en primera vuelta, y las que, si el PLD decide hacer sus primarias con el padrón de la JCE, le darían un seguro triunfo, pues dichas firmas blindarían su arraigo y liderazgo en el partido morado.
A menos que en la dirigencia leonelista no resuene la oposición de Pared Pérez a las primarias abiertas en el 2011, cuando observaba que el hoy canciller aliado peledeísta, Miguel Vargas Maldonado, acusaba al Gobierno de interferir la convención perredeísta con 200 mil votos para favorecer a Hipólito Mejía.
Los estatutos del PLD señalan el padrón cerrado
El artículo 43 de los estatutos del PLD señala que “Los candidatos o candidatas del Partido para las elecciones nacionales, congresuales y municipales se escogerán mediante primarias internas, conforme al reglamento dictado al efecto. Las elecciones primarias serán dirigidas por una Comisión Nacional Electoral, integrada por un Coordinador o Coordinadora escogido(a) por el Comité Político de entre sus miembros, los titulares de la Secretaría de Organización y Asuntos Electorales y cuatro (4) miembros del Comité Central elegidos por este organismo”. El artículo 2 del reglamento dice que el padrón de votación para elegir las candidaturas para las elecciones congresuales y municipales correspondientes al año 2016 será el mismo que se utilizó en el VIII Congreso Ordinario Comandante Norge Botello.