Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, 20 de julio de 2018

Aumentan problemas del Gobierno

Lo dije una vez y lo repito, este gobierno está en mal momento. 
Es por todos lados que hay baches y tropiezos. La deuda pública crece más rápido que los espaguetis Milano y Danilo Medina está bicicleteando el endeudamiento. Coge prestado para pagar y fabrica bonos para nivelar la tasa del dólar. La actual administración vive en las burbujas de una noche de terror y el final no ha llegado. Tenemos un presidente que responde airado cuando lo inquieren sobre las filtraciones en los hospitales.
Danilo Medina debe saber que es mejor seguir como ventrílocuo. Le conviene alejarse de Hipólito Trump y seguir manejando sus muñecos. No queda bien cuando habla y menos si OISOE está de por medio. Es muy posible que tenga la razón y fueron fallas menores dentro de un plan de ejecuciones, pero es cuestión de contenido y forma. Sabía que la pregunta sobre los inundados centros de salud estaba madura y se la tragó con todo y semilla. La forma fue grosera.  El PRM con todo y su ambivalente posición sobre la Ley de Partidos se constituye en oposición y ataca. Está mordiendo el calcañal de Danilo saltando desde los errores y torpezas de su administración. Las presentaciones de la diputada Faride Raful enojan. Su último requiebro fue sobre los gastos publicitarios de las campañas presidenciales de Medina.  Los voceros oficialistas la quieren culpar por la enorme inversión en el talento de Joao Santana y esposa. Sobre ese tema los números no cuadran. Los diputados se niegan a meter las narices en ese chiquero. Prefieren callar, aunque el silencio es asentimiento. Están dando, por carambola, la razón a la joven legisladora. Este tema no concluye en la callada. Eso irá lejos, pero por el momento lo que sobresale es que el sol no se tapa con un dedo.  El último caramelo de esta administración fue el desmentido de acuerdos con el gobierno de China. Ayer tuvieron que desmentirse porque existe la intención de construir una planta eléctrica. Lo que luce extraño es el motivo por el cual Rubén Bichara condenara sin juicio al presidente de la CDEEE y también sospechoso que el funcionario involucrado no haya explicado su situación. Se lo tragaron las sombras.   Quizá se interpuso en la ambición palaciega o esta planta China saldrá más barata, será mejor y sería inaugurada más rápido que la cuestionada Punta Catalina Odebrecht. Danilo Medina no está bien.
Por Alfredo Freites ;-
alfredofreitesc@gmail.com
Print Friendly, PDF & Email