Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

Pulicidad

martes, 3 de abril de 2018

Que retorne la armonía a las escuelas

Con la sentencia emitida ayer por el Tribunal Superior Administrativo (TSA) validando la designación de nuevos directores regionales y distritales de educación, al amparo de un nuevo sistema de selección por competencias, se zanja uno de los conflictos que han desestabilizado el normal desarrollo de la docencia en las escuelas públicas del país.
Las partes enfrentadas en el conflicto, el Ministerio de Educación y la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), decidieron dejar en manos del TSA la solución del diferendo, prometiendo ambos que acatarían el resultado final.
Este resultado se ha producido, por lo que no ha lugar ya para entorpecer el trabajo de los nuevos directores designados y juramentados ni para alentar otras situaciones que interrumpan innecesariamente el año escolar.
El TSA le ha dado la razón, en buen derecho, al Consejo Nacional de Educación, órgano rector del sistema, al considerar que su Ordenanza  24-2017, que estableció el reglamento para la selección de los directores regionales y distritales, no violenta los textos legales.
 La razón básica, no oculta, de la insurrección declarada por la ADP contra el mecanismo de la selección de competencias, era la de maniatar al Ministerio de Educación e impedirle que eligiera a los candidatos a partir de sus calidades profesionales, no como se hacía siempre, por amiguismo o clientelismo político, cuyo monopolio tenía la cúpula del gremio.
Quitarle ese poder de selección provocó una fuerte reacción de la dirigencia gremial que la materializó con boicots al proceso, boicot a la juramentación de los escogidos, paralización de la docencia, marchas de protesta y, finalmente, la recurrencia al TSA para que dispusiera una medida cautelar que echara para atrás la decisión del Consejo Nacional de Educación.
El conflicto entró en un compás de espera hasta que el TSA emitiera su veredicto. Las partes se comprometieron a acatar la decisión que fuese.
 Lo que se impone ahora es que las partes, responsables del orden y la normalidad del sistema educativo pre-universitario, hagan los mayores esfuerzos por restablecer la armonía y la regularidad de las clases en nuestras escuelas públicas.
Tomado del editorial de
Que retorne la armonía a las escuelasde la fecha
Print Friendly, PDF & Email