Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, marzo 14, 2018

La división en el PLD

EL DESTINO.- El Partido Revolucionario Dominicano empezó a sentirse  molesto porque era grande y decidió dividirse en tantos pedazos que aprovechó que José Francisco Peña Gómez había muerto para hacerse chiquito. El PLD lo cargó, pero sigue siendo chiquito, y cuando dice que irá solo en el 2020, la gente se le ríe en la cara. El Partido Reformista Social Cristiano era una fuerza política hegemónica, pero también un día decidió hacerse chiquito, y chiquito se queda.
La política dominicana, sin embargo, sigue tan campante como si no hubiera pasado nada, como si el achicamiento de sus dos partidos fundamentales no afectara. Al Partido Revolucionario Moderno todavía le falta mucho, y el fantasma de la división no lo deja dormir. El 18 de marzo se sabrá si además de vivo, viable. Intriga por tanto el destino del Partido de la Liberación Dominicana, pues se afana más en abortar que parir, y como el aborto está prohibido, al hacerlo en patio, corre riesgos de muerte. La opinión pública se mantiene expectante, a la espera de la próxima movida, o de cuál de sus grupos la hace. Si el de Leonel Fernández o el de Danilo Medina. Aunque más que evidente es que hay más preocupación afuera que adentro...
EL SÍNTOMA.- Si hubiera real preocupación se hubiese llamado a capítulo, o contra sí o entre sí. Sin embargo, no se conoce de acercamiento o vía de arreglo. Sea entre los grupos o entre los protagonistas del episodio del pasado fin de semana. Había considerado mal síntoma la fallida reunión del Comité Político de la semana pasada, que no fue lunes, pero tampoco jueves. Se dio como razón las excusas informadas por el secretario general y que  fueron tantas que se hicieron sospechosas. Como si esas ausencias se hubieran concertado, pues raramente asisten todos, pero -que se recuerde- ninguna  convocatoria tan desolada. La explicación por tanto tenía que ser otra, y esa otra era el interés de agudizar las contradicciones. Circuló el video de Bauta Rojas orientando los equipos de trabajo de Leonel Fernández, radicalizando la lucha y poniendo en jaque la dirección del partido. La embestida, y así se interpretó, fue contra el Comité Político. ¿Cómo, pues, reunirse en esas condiciones, en esa circunstancia? Se quiso dar una lección, y no fue de los leonelistas a los danilistas, puesto que Leonel Fernández regresó al país con el fin de estar presente. Tampoco de los danilistas a los leonelistas, ya que el presidente -hasta donde se sabe- estuvo en ánimo de asistir. La sospecha recaería sobre la OTAN, que sí audicionó el lunes anterior...
NADA DE URGENCIA.- La situación al parecer no es de emergencia y no se tiene urgencia en aclarar situaciones, en poner en contexto los puntos oscuros. Si fuera así, ya se habría convocado una reunión del Comité Político para el lunes que viene, que no sería el primer lunes del mes de marzo, pero si se seguiría en  marzo. Se acordó que lo importante no era el lunes, sino la frecuencia de los encuentros de la alta dirección del partido. Recuperar la rutina. Ahora, esa falta de cita podría significar que las contradicciones no están suficientemente agudas, que deben intercambiarse nuevos golpes, de manera que el sector beligerante entre en razones. La dialéctica nunca se desespera, y le da igual que sea por las buenas o por las malas. El resultado cae por fuerza de gravedad. ¿Por qué los grupos del PLD quieren pelear y no conciliar? El pálpito no lo dice todo, pero orienta. La  Ley de Partidos podría estar de por medio. En dos cámaras diferentes, con tratamiento separado, lleva a pensar en la posible medición de fuerzas. Qué en la Cámara de Diputados se haga una cosa y en el Senado otra. El presidente de la cámara baja metió baza con la reelección, y debió de haber escurrido el bulto, pues se conoce su filiación. Cada cual tiene leña y el fuego está encendido, y lo prudente sería no avivarlo, evitar que produzca llama, pues de la llama es que saltan las chispas...
SIN DISTRACCION.- La oposición tiene que pensar cómo entra al debate, pero sobre todo debe cuidarse de no salirse de las coordenadas. La Constitución fue aprobada por muchos sectores políticos, pero desde el principio se le acreditó al PLD y al presidente Danilo Medina. El partido de gobierno hizo de sastre y del mandatario fue el traje a la medida. Si ahora no le sirve, problema suyo. Sea que sí, sea que no. No debe venirse ahora diciendo que tal o cual modalidad es la que conviene al país, pues esa no la  discusión del momento. Lo que se tiene como cierto es que Danilo Medina no puede presentarse como candidato en el 2020 porque un transitorio lo consigna de manera taxativa. Solo faltó que pusiera nombre y apellido. Si se plantea que la reelección debiera ser de esta o de la otra manera, se sacaría de foco el asunto principal, y esa distracción favorecería al oficialismo. Además de que confirmaría lo que ya se sabe: que los políticos dominicanos son muy de circunstancia. Y que un día quieren una cosa y al siguiente la contraria. Ánimo que explica las 30 y tantas modificaciones constitucionales, siempre para favorecer al guagüero de turno. Los movimientos y pronunciamientos que se verán y oirán en los días que siguen serán como los santos nuevos, que deben tumbar a los viejos para hacerse espacio en el altar...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do
Print Friendly, PDF & Email