Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, febrero 07, 2018

La oposición seducida

El mayor problema de la oposición es su torpeza para articular un proyecto confiable que aparente --aunque solo lo aparente--, que motoriza una transición sin traumas y sin aspavientos para un gobierno y para un partido con 20 años en el poder y cargado de acusaciones y decires mentirosos y maliciosos suficientes para meterlos en el calabozo y botar la llave.
En esas condiciones ningún partido en el mundo se disocia de su gobierno. Y ningún gobierno se disocia de su partido Y si en este caso no se produjera una fisura entre el liderazgo mayor del Partido de la Liberación Dominicana --específicamente entre Danilo Medina y Leonel Fernández--, difícilmente el oficialismo pierda las próximas elecciones.
Mientras la oposición insista en que los gobiernos peledeístas han sido corruptos, y que sus funcionarios deben ir todos a la cárcel, no existe la mínima posibilidad de que esa división a lo interno del PLD se produzca. Simplemente porque tanto Leonel como Danilo cargan con similar acusación por haberse dividido a razón de dos y dos los últimos cuatro períodos de gobierno.
Ambos, Leonel y Danilo, saben que la única posibilidad de que el PLD sea derrotado en las elecciones de 2020 radica en una división entre ellos dos que los postule a ambos como candidatos presidenciales y que fuercen una segunda vuelta electoral, un escenario que a pesar de estar latente ha sido poco analizado en el actual proceso.
Una hipótesis sería la siguiente: Si Danilo y el gobierno imponen en el Congreso la ley de primarias abiertas y simultáneas, Leonel estaría tentado a demandar esa iniciativa como inconstitucional, lo que sí provocaría la división del PLD sin importar el fallo de la instancia que debe conocer el caso, el Tribunal Constitucional...
¿... El PLD aún no está loco?
Pero para que eso ocurra habría que llegar al convencimiento de que el PLD definitivamente ha perdido el juicio... Lo que ocurrirá es que entre Danilo y Leonel se pondrán de acuerdo para aprobar la ley de partidos políticos sin forzar la iniciativa de primarias abiertas por lo menos para la escogencia de los próximos candidatos.
Algunos facultos peledeístas hablan de consignar un párrafo en la nueva ley para que las primarias abiertas y simultáneas entre en vigor después del proceso electoral próximo y que forme parte de una reforma más amplia que involucre la Constitución y garantice su blindaje para evitar nuevas reformas por conveniencias coyunturales.
Esta carta de Aurelio Guerrero --uno de los pensadores peledeístas--, no lo establece con tanta claridad pero puede marcar el tono de esa posible transacción:
“Es verdad que el Poder tiene una fuerza cohesiva enorme. Pero en sus años de dominio, el Partido Revolucionario Dominicano siempre mantuvo la división latente y efectiva. En su período de gobierno Salvador Jorge Blanco llegó a tener dos presidentes del Senado e Hipólito Mejía expulsó sin contemplación a su presidente, el licenciado Hatuey de Camps”.
... La “vocación atomizante”
La misiva de Aurelio continúa: “Creo que la vocación atomizante tiene un componente cultural y genético basado más en la emoción que en el análisis ponderado de las consecuencias políticas para el país y para la propia comunidad partidaria.
“Para la izquierda política dominicana, los últimos cincuenta años han sido, sobre todo la historia de las divisiones, que la han conducido al descrédito y a la desaparición progresiva. Se agotan los dirigentes y el pueblo termina en la cola de los triunfadores.
“Hasta la década de los noventa el Partido de La Liberación Dominicana tuvo algunos grupos disidentes que luego terminaban por marcharse; pero en el 1996, casi todos fueron seducidos y su aporte fue muy útil para la primera victoria peledeísta...
“... De manera que la gente no debe esperar una división del Partido de gobierno. No está en su estructura genética. Y tiene una dirección madura y responsable que en ningún caso apelará a la opción de quemar las naves antes de valorar y conciliar sus desafíos”.
Por César Medina ;-
lobarnechea1@hotmail.com

Print Friendly, PDF & Email