Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

Pulicidad

martes, 12 de diciembre de 2017

La oposición y sus ejercicios inútiles

¿EXITOSO O FALLIDO? .- ¿Fue el 2017 un año de éxito o un año fallido, políticamente hablando? Evidentemente un período movido, pero cuando se pasa balance: ni alforja ni mochila. Nada real o de llevar. El Bloque Opositor, por ejemplo, se pasó los doce meses, cincuenta y dos semanas y trescientos sesenta y cinco días publicando documentos que fueron todos y cada uno ejercicios inútiles. Expresión de incapacidad política y sobre todo de inconsistencia doctrinaria.
No se conoce de una sola denuncia que fuera atendida, o reclamo complacido, o demanda satisfecha, y ya no de parte del gobierno, contra el cual fueron dirigido sus pronunciamientos, sino de instancias establecidas o poderes públicos. Lo único que pudo verse, y más que virtud, defecto, fue la ausencia de un liderazgo. Fue un colectivo político en que no se permitió a ninguno de los partidos o excandidatos sacar cabeza por encima de sus iguales, o creerse dueño del escenario o crear condiciones para metas de más largo alcance o proyección superior. Lo suyo fue un simple doblar esquinas sin enderezar las calles en que siempre fueron impotentes…
SI SE LO CREE, BIEN.- El Bloque Opositor podría atribuirse como logro la conformación del Tribunal Superior Electoral, y de hacerlo debería tener a mano un poco de sal (pinch of salt, a la manera inglesa). La intención era que los magistrados tuvieran el perfil de los miembros de la Junta Central Electoral: incontaminados de política. Y si cree conseguido el propósito, no hay por qué despertarlo de su sueño. Por lo menos evitó que repitieran uno que otro del régimen anterior, y no puede negarse la existencia de ese designio. Aunque fuera bueno precisar los términos. El Bloque como tal no fue en ningún momento interlocutor frente al oficialismo, de manera que los partidos que lo integran discutieran de tu a tu con el PLD. El orden establecido se consagra en el Consejo Nacional de la Magistratura, y solo el PRM pertenece a este órgano del Estado encargado de la selección de los jueces de altas cortes. El colectivo por tanto solo estuvo en espíritu. Y tal vez no, puesto que el PRM renegó de su labor y no validó la escogencia al sustraerse sus representantes y no comparecer a la rueda de prensa en que se anunciaron los designados, y tampoco participar en el acto de juramentación, como era su derecho, deber y obligación. La Constitución está o debe estar por encima de los malos humores…
PASE DE CUENTA.- El gobierno pudo haber ganado políticamente más con el Tribunal Superior Electoral que la oposición. La gente vio las audiencias y comprobó que los representantes del partido Moderno llevaron la voz cantante. Que el presidente de la República y demás miembros del Consejo Nacional de la Magistratura les dejaron hacer. Preguntaron y dispusieron a su antojo, como nunca antes. Hasta nuevas reglas les fueron aceptadas. Si el órgano es democrático, en la ocasión lo fue en exceso. Ahora viene el balance, el resultado. ¿Puede convenirse en que el actual TSE es mejor que el anterior? En su momento se dijo, pero sin ninguna base, pues su average era en papeles y no se podía juzgar su actuación. Los perredeístas llevaron sus asuntos y no creo que hablen de diferencia. Los reformistas fueron convocados y sus conflictos siguen en estado de postración. Lo que sí se vio fue que la primera salida del TSE fue al Palacio Nacional, una de esas visitas que nadie entiende y que en la práctica es un elemento de sumisión. De seguro fueron a quejarse del presupuesto, y con presupuesto es que en el Palacio Nacional agarran los pejes grandes por la boca. Ninguna instancia que se suponga independiente hace la diligencia por escrito, sino de manera personal. Si pide favores, después no debe sorprender que le pasen la cuenta…
COMUNICADO A CUESTAS.- Todavía anda el Bloque Opositor con sus documentos a cuestas sin conseguir nada que no sea un titular de periódico. Ni reacciona el PLD, ni tampoco el gobierno. La oposición no hace más que guayar en lo seco, y con lo caras que están las gomas y malos los caminos. El último fue sobre los escáneres de la Junta Central Electoral y la posibilidad de llevar a la justicia o a la cárcel al responsable de la compra. Volver a mayo del 2016 cuando el candidato que ganara entonces, se dice, se prepara para pelear otro mandato. Sin embargo, la Ley de Partidos y por igual la Electoral andan dando vueltas en el parque como si todos los días fueran de retreta. Si no cambian las condiciones, la circunstancia será igual. ¿A qué quejarse y quejarse, pues, si no se ocupa de lo principal, de lo que verdaderamente debería importar? Sin normas claras, la situación será igual de confusa, y no hay que repetir lo que ya se sabe: a río revuelto, ganancias de pescadores. El año transcurre de lo más animado, y la oposición anduvo con sus comunicados debajo del brazo, dejando que sea el oficialismo – gobierno y partido – que decida el nuevo estatuto de partidos y electoral…
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do