Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, 24 de octubre de 2017

El 'suicidio político' prosigue: Capriles Radonski abandona coalición opositora venezolana

Desde las pasadas elecciones regionales del 15 de octubre, en Venezuela la oposición no es la misma. Un cisma anida en su seno y, entre acusaciones de traición y de extremismo, pareciera que la disolución es su única salida. 
La tensión en el seno de la oposición venezolana, tras las elecciones donde el chavismo obtuvo la mayoría de las gobernaciones en ese país, ha llegado a su nivel máximo este martes, cuando uno de sus líderes principales y exgobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, anunció que abandonará la Mesa de Unidad Democrática (MUD), coalición de partidos opositores, a la que pertenecía.

Capriles Radonski, integrante de una familia de pudientes empresarios, ha sido candidato a la presidencia en dos oportunidades. En esa condición fue señalado por el gobierno de alentar hechos de violencia, que dejaron un saldo de 11 personas fallecidas, al no reconocer su derrota en las elecciones de 2013, en las que perdió frente al fallecido presidente Hugo Chávez.
El exgobernador de Miranda, estado que forma parte de la región capital, anunció su separación de la MUD en rechazo a la juramentación ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC, catalogada de ilegítima por algunos sectores radicales de la derecha venezolana) de cuatro de los cinco gobernadores de oposición que ganaron en las pasadas elecciones regionales del 15 de octubre.
Por la misma razón, diversas personalidades y organizaciones opositoras han llamado "traidor" a Henry Ramos Allup, el presidente de Acción Democrática (AD), partido tradicional que perdió su hegemonía tras la llegada de Chávez, en 1999, y que es hoy uno de los mayores integrantes de la MUD.
Los cuatro gobernadores recién juramentados ante la ANC -que obtuvieron las gobernaciones de Táchira, Anzoátegui, Mérida y Nueva Esparta en los pasados comicios regionales- pertenecen al partido de Ramos Allup. Es por ello que algunos dirigentes han afirmado que este sobrepuso los intereses de su movimiento político a los de la coalición. El cisma en curso viene ya desde poco antes de esas elecciones, cuando los integrantes de la MUD no se ponían de acuerdo entre participar en ellas o continuar las protestas que promovieron durante cuatro meses.
Fuera de la MUD
"Hablo por mí, no por mi partido. Mientras esté en la Unidad el señor Ramos Allup, yo no voy a seguir en esa Mesa. Lo de ayer no tiene justificación", afirmó Capriles Radonski con referencia a la juramentación de los gobernadores ante la ANC, que fue electa por más de ocho millones de venezolanos el pasado 30 de julio, recoge el citado medio.
Capriles dijo que la MUD necesita un cambio y que los venezolanos "no son responsables" de lo que ocurre, sino que "la dirigencia no ha sabido escuchar".
"Aquí no se hizo lo que la gente estaba esperando. Todo esto está pasando porque fuimos a elecciones. Planteo la necesidad de una nueva unidad. Los invito a refundar y destraslarnos de eso".
Reacciones en las redes
La situación en el seno de la oposición, tras los resultados electorales que les dieron sólo cinco gobernaciones de las 23 en disputa, ha abierto un debate en algunos sectores que adversan al gobierno de Nicolás Maduro y que señalan la actuación de la MUD como "errática" y "poco clara con su militancia". Señalan, en particular, que hasta el último momento esa alianza pidió abstenerse de participar en los comicios y continuar con las protestas que en casi cuatro meses dejaron más de cien fallecidos. Luego, abruptamente y sin rectificación pública alguna, decidió incorporarse a la contienda electoral.
Un usuario comentó en tono de broma, en Twitter, que la fractura en la coalición opositora era un "logro" del chavismo.
Por su parte, el político opositor venezolano Enrique Ochoa Antich, quien antes escribió en su cuenta de Twitter que "la derrota es hija de cuatro meses de delirio extremista que cultivó la abstención", afirmó este martes que entre los "extremistas" y "moderados" es preciso "deslindarse".