Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

lunes, 25 de septiembre de 2017

Río Yaque del Norte y Yuna ocasionan desastre

Incomunicadas. Varias poblaciones de la
provincia Duarte continúan inundadas por
las crecidas de los ríos Jaya y Yuna.
Miles de familias se encuentran desplazadas de sus hogares por efectos de las inundaciones generadas por las inundaciones causadas por el desborde de los ríos Yaque del Norte y Yuna, en las regiones Noroeste y Nordeste del país, las cuales fueron visitadas ayer por el presidente Danilo Medina.
En la provincia de Monte Cristi se encuentan 1,850 personas desplazadas mayormente de Palo Verde, Castañuelas y Hatillo Palma, aunque la mayoría están ubicadas en casas de familiares y amigos. En esos lugares según la Defensa Civil de la zona decenas de personas han tenido que ser rescatadas hasta en helicópteros.
Las aguas desbordadas del Yaque del Norte fruto de las lluvias y el desague de la presa de Tavera han ocasionado graves daños a la producción agropecuaria, especialmente las plantaciones de arroz y banano, con pérdidas que aun los organismos oficiales no han podido cuantificar.
En Palo Verde Castañuelas se han cuantificado por los organismos de socorro la cantidad de 450 viviendas inundadas y todavía el río Yaque sigue creciendo, ya que las aguas liberadas del embalse de Tavera no han llegado todas a la zona, lo que implica que puede continuar la crecida.
En esas localidades el gobierno, a través de los Comedores Económicos, dispuso la instalación de cocinas móviles en Alto de Castañuelas para suministrarles raciones cocidas y también crudas a las familias desplazadas y también le han suministrado colchones, sabanas y otros utensilios.
Bajo Yuna
En el Bajo Yuna la fuerte crecida de ese río ha generado una grave situación que implica una docena de comunidades incomunicadas donde residen miles de familias, que sufren situaciones muy apremiantes, según pudo constatar un equipo de Listín Diario que visitó la zona ayer.
Numerosas comunidades de la línea noroeste, como
Castañuelas, Palo Verde y Hatillo Palma, así como
en el Bajo Yuna continúan inundadas provocando
grandes daños, debido a las lluvias y el
desbordamientos de los ríos Yaque del Sur y Yuna,
como consecuencia del paso por el país del
huracán María la pasada semana.
Cientos de personas se encuentran alojadas en centros comunales y escuelas en Arenoso, debido a que sus hogares están copados por las aguas que interrumpieron la circulación vehicular por la autopista Santo Domingo-Samaná, aunque ayer ya podían pasar vehículos pesados, con mucho cuidado.
Las comunidades incomunicadas y donde las autoridades mediante botes llevan alimentos de los Comedores Económicos, son Guaraguao, los Cocos, Majagual, Los Peynado, Ceiba Abajo, Boca de Cevico, Los Contreras Loma Colorada Altos de Carpon y parte de Arenoso.
Los daños a las plantaciones de arroz son cuantiosos.
El presidente
Ayer el presidente Medina suspendió su visita sorpresa y visito las zonas afectadas por las inundaciones tantos en el Noroeste como en el Nordeste, donde les prometió a sus habitantes que el gobierno tomará medidas para socorrerlos.
En Castañuelas, el mandatario cuestionó al alcalde Ramon Antonio Moreno sobre las obras que deben realizarse para evitar las inundaciones periódicas que genera el Yaque del Norte.
Según el funcionario municipal se requiere la construcción de gaviones, un nuevo puente y el dragado.