Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

jueves, 20 de julio de 2017

La señal del CNM

SIEMPRE MEJOR.- La comunidad nacional hubiera agradecido que la nueva audiencia del Consejo Nacional de la Magistratura fuera televisada, como la semana pasada, para seguir de manera directa y personal la selección de los nuevos miembros del Tribunal Superior Electoral y de Suprema Corte de Justicia. Aunque se llevará acta y a posteriori podrán conocerse sus incidencias, las intimidades, los detalles. La experiencia anterior sirvió de mucho y cada interesado pudo hacer su propia evaluación.
Y eso es lo que se quiere. Que haya transparencia y ninguna de las partes se valga de truco, o haciéndolo o denunciándolo. Lo justo es que cada cual haga su trabajo y confiar en que al final será lo mejor. Aun cuando no sea fácil la tarea. El discurrir previo dio una buena señal, pero una cosa es el escrutinio y otra la elección. Como nada era definitivo, no hubo lances ni discusión, el ánimo fue decente y ninguno de los consejeros se salió de sus casillas o aguó la fiesta…
INOCENCIA, NOBLEZA.- La audiencia televisada hubiera puesto a todos los consejeros en evidencia, en especial a los de oposición, pues al final tendrían que meterse al agua y tomar con las manos el pescado de su preferencia. Hasta ahora van cómodos. Solo dan perfiles, que es lo mismo que hacen los dirigentes del partido que los sustenta y sus aliados. Quieren jueces de esta y de la otra manera, pero sin presentar candidatos. Esto es, sin comprometerse. Cuando den sus votos por fulano y zutano, se sabrá que fulano y zutano eran sus favoritos, e incluso puede entreverse si fue casual, fortuito o preparado. La inocencia se presume, igual la buena fe, pero no la nobleza. En política se usan las mismas armas, y ninguna es mejor que otra, éticamente hablando, sino en la efectividad del daño. En la prueba de la semana pasada se observaron cercanías, colindancias, empatías. Esas situaciones podrían ser decisivas en cualquier momento…
EL MOMENTO.- La audiencia será importante, porque está visto hasta ahora que la autoridad de la mayoría no se expresa y que la minoría propone y dispone. Los oficialistas no reaccionan, todo es un dejar hacer, dejar pasar. Esa situación, sin embargo, no será para siempre. Al momento de separar el grano de la paja, el gobierno no podrá pasarse de generoso, por lo mismo que se le denuncia y acusa de que quiere un Tribunal Superior Electoral que responda a los intereses de su partido y una Suprema Corte de Justicia que facilite el encubrimiento. A lo más que podría llegar, consentir, sería una situación de equilibrio que tal vez no complazca adentro, pero sí reconocerse afuera, en el ámbito de la opinión pública, o de la sociedad civil. Que no haya abuso, que el gobierno no avasalle la oposición…
DEL CONSEJO.- Todos esos cuidados serán importantes en función de que los nuevos jueces del Tribunal Superior Electoral y Suprema Corte de Justicia sean obra del Consejo Nacional de la Magistratura y no de un partido en particular. Que no se diga ahora que los jueces son de Danilo Medina como se dijo en su momento que eran de Leonel Fernández. Incluso, que no se dé el caso de la anterior Junta Central Electoral, en la que solo se reconocía militancia política a Roberto Rosario, y a ninguno más, aun cuando Eddy Olivares hizo del voto disidente o razonado una suerte de oposición. Ahora, cuando ese panorama no existe, se devela lo que con simulación se ocultaba. A Olivares, ya sin responsabilidades en ese organismo, se le proclama públicamente como vocero de Hipólito Mejía, y de Rosario no se sabe todavía si el PLD le devolverá el carné…
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do