Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, 21 de julio de 2017

Apps contra el engaño

Una de las cosas buenas que ha traído la tecnología son las aplicaciones para teléfonos inteligentes, desde las cuales el ciudadano puede notificar a las autoridades situaciones que entienda anormales, peligrosas o fuera de la ley.
Mediante estas aplicaciones, el usuario puede tomar una fotografía a una tubería de agua rota, a los hoyos de una calle o acera, a basuras acumuladas o postes y alambrados en mal estado, y enviarla a los organismos que se ocupan de estos servicios públicos.
Es lo que está haciendo, en un gran paso innovador, el alcalde de Santiago, Abel Martínez, al ofrecer la aplicación “Cuéntame”, a través de la cual los munícipes documentan sus quejas o denuncias de situaciones problemáticas al ayuntamiento, y este les da respuesta de inmediato.
Esto ha sido una excelente novedad para la gobernanza municipal en Santiago que, ojalá pueda ser replicada por otros ayuntamientos del país.
Santiago ha dado de nuevo otro ejemplo, que bien vale emular.
Una aplicación semejante a la de “Cuéntame” será utilizada por los ministerios de Salud Pública y de Industria y Comercio para que los consumidores puedan hacer fotos de productos con etiquetas vencidas, medicinas sospechosas de ser falsas o adulteradas, alimentos en mal estado y cualquier otra anormalidad detectada en los establecimientos comerciales.
Denominada DigemApps y diseñada por jóvenes innovadores dominicanos, esta aplicación debe convertirse en un buen antídoto contra la gran cantidad de productos en mal estado, dudosos o defectuosos, que se comercializan en el mercado, en franco perjuicio para los consumidores.
Como vivimos en una sociedad donde abundan estas prácticas, especialmente con medicinas, bebidas, alimentos y utensilios dañados o falsificados, estas Apps pueden constituir herramientas de utilidad para la defensa del consumidor, que equivale a decir, defensa de su calidad de vida y de sus bolsillos.
Hay que estimular la invención de más Apps utilitarias para que el ciudadano pueda vivir con más garantías de que no será engatusado o vilmente estafado con la diversidad de productos y servicios de baja, dudosa o ninguna calidad que hoy inundan los mercados.
Tomado del editorial de
Apps contra el engaño
de la fecha