Menu

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, 14 de abril de 2017

"95.000 personas viven allí": indignación luego que Trump explotara la 'Madre de todas las bombas'

Tras lanzar su bomba no nuclear más potente sobre Afganistán, las redes se llenaron de críticas hacia esta acción y hacia lo que llaman el nuevo "juguete" de Trump. 
Washington arrojó este jueves una GBU-43/B, la bomba no nuclear más potente que posee, sobre un complejo de túneles en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán.
Fue la primera vez que Estados Unidos utiliza la conocida como 'Madre de todas las bombas' en el campo de batalla.
Los militares lo justificaron por la supuesta necesidad de destruir una importante infraestructura utilizada por los combatientes del Estado Islámico. La noticia ha incendiado las redes sociales y los internautas no tardaron en condenar la acción del Pentágono, entre ellos figuras destacadas como Edward Snowden.
EE.UU. destruye unos túneles construidos con su propio dinero
El exanalista de la CIA Edward Snowden, quien actualmente reside en Moscú (Rusia), escribió en su cuenta de Twitter que la construcción del complejo de túneles destruido por la bomba estuvo financiada por el propio Washington.
"¿Y estas redes de túneles de muyahidines que bombardean en Afganistán? Nosotros pagamos por ellas", decía su mensaje que venía acompañado con extractos de un artículo del periódico 'The New York Times' publicado en 2005.
La información a la que hacía referencia Snowden afirmaba que la construcción de las llamadas cuevas de Tora Bora, en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, fue financiada en la década de 1980 por la CIA. Washington entonces ayudaba a los muyahidines a luchar contra las tropas soviéticas desplegadas en el país.
En una zona donde viven "95.000 seres humanos"
El bombardeo provocó una lluvia de críticas en los medios de comunicación sociales. Muchos señalaron que en lugar de hacer detonar esta extremadamente costosa bomba se podría haber destinado ese dinero a fines humanitarios o para pagar servicios públicos, como el programa Meals on Wheels, que proporciona comida a los sectores más desfavorecidos de la sociedad y cuyos presupuestos están siendo drásticamente recortados por la Administración de Donald Trump.
"Gastamos 314 millones dólares en una bomba en Afganistán y 86 millones dólares en 59 misiles en Siria, pero no podemos permitirnos agua potable, comidas o atención sanitaria", denunció Eema Abbasi, una activista defensora de los derechos humanos.
Mientras tanto, algunos internautas mostraron su apoyo a la medida argumentando que ayudaría a derrotar a los yihadistas. El propio Trump lo describió como una "misión muy exitosa".
Así funciona 'La madre de todas las bombas' 
La Massive Ordenance Air Blast bomb (MOAB) es una bomba de caída libre que tiene una longitud de 9,17 metros y un diámetro de 103 centímetros con un peso de 9,5 toneladas. La carga explosiva en su interior está compuesta de hexógeno, TNT y polvo de aluminio, que suman 8,4 toneladas de su peso total.
Tras ser arrojada desde una aeronave, por lo general desde un avión Hércules, la bomba es guiada por GPS y detonada a menos de dos metros del suelo. A diferencia de cualquier bomba detonada en el aire, la GBU-43/B genera unaola expansiva en el subsuelo al impactar y penetrar la tierra, lo que incrementa su poder destructivo. Por ese motivo, es usada para destruir búnkeres, túneles y otras áreas que suelen soportar bombas estándar o ataques de artillería de gran tamaño.