Menu

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, 17 de marzo de 2017

El torpedo de Felucho

PROPIOS Y EXTRAÑOS.- Felucho Jiménez sorprendió, y era un dirigente previsible y propio de la más pura ortodoxia. Disparó e hirió a propios y extraños. Unos, porque no creían que diera para tanto, y otros, porque ahora no podrán escurrir el bulto. La propia calle de seguro se estará diciendo ¿y esto? El horno ahora, no solo estará caliente, sino que calentará toda la panadería. El partido apoya al gobierno y el gobierno reconoce la indignación y acepta el reclamo. Aunque lo que no sabía el partido y tampoco el gobierno era que entre los suyos habían indignados, tan indignados para ser capaces de lanzar piedras hacia adentro.
Lo de Felucho Jiménez fue un streap tease, con baile de tubo incluido, y a partir de ahora ninguno de los miembros del Comité Político puede quedarse con la ropa puesta. Deberán desnudarse, y como muchachos de pueblo, en ríos escondidos, compararse y decidir cuál tiene más grande los cojones. Yo, por ejemplo, estoy esperando que los bravucones conocidos saquen la cara, levanten la voz y confiesen su vergu¨enza, pues el bochorno está en el aire…
DE MANERA EXCEPCIONAL.- Los que llevan cuenta de los medios saben que Felucho Jiménez no es de esos dirigentes que comparecen con frecuencia en los medios. Si acepta una invitación no es para complacer, o ser uno más, sino porque le urge decir algo. El algo del pasado miércoles como si fuera de ceniza, que no lo era, pero no debe olvidarse que es tiempo de Cuaresma, y es propio de la época hacer penitencia. Cuarenta años del pueblo judío en el desierto, cuarenta días de Jesús también en el desierto. Lo que intriga, y es sal de la política, es si el CP Jiménez habló por él, o también por otros, o si ese desgarramiento de vestiduras responde a encono de grupo o adelanta cruzada, como en otras ocasiones, en que encarnó iniciativas que buscaron y lograron poner orden dentro del partido. Me viene a la cabeza la candidatura de Margarita Cedeño de Fernández, o la oposición a que Félix Bautista fuera promovido al Comité Político. Ahora como antes le pedirán cuenta, pero – también – ahora como antes lo dicho, dicho está…
EL TORO ES PUEBLO.- ¿Puede el Comité Político o el PLD, e incluso el gobierno, seguir huyendo al toro que no es para darse de frente con el toro que sí es, como en la fábula contada por Juan Bosch cuando todavía estaba en el PRD? Odebrecht está en la calle, en murmuraciones, rumores, perversidades. Pero Odebrecht, si fuera a jugar, tendría que hacerlo en la cancha del PLD, o del gobierno, pues el partido apoya al gobierno y al gobierno corresponde la investigación. No es que todos los sospechosos o posibles sobornados sean del PLD o del gobierno, pero por circunstancia o por coyuntura la carga no puede ser puesta sobre el lomo de un burro ajeno. Reinaldo Pared fue convocado ayer en su condición de presidente del Senado, y no se puede ocultar que al mismo tiempo es secretario general del partido. El PLD, por tanto, está dentro del proceso, y no puede defenderse con evasivas, sea en el plano jurisdiccional o en el político. Lo que afecta en lo personal, también en lo institucional, y viceversa. Con decir que el CP no conoció o discutió las sobrevaluaciones de Odebrecht no se resuelve nada, cuando – como en el caso – existe un testigo de cargo: Felucho Jiménez…
SUICIDIO DE CLASE.- El hecho de que ahora estén interrogando peledeístas, del mismo modo que ya lo hicieron con los perremeístas que antes se desempeñaron como perredeístas, obliga a replantear situaciones. Convendría a los dos bandos aguantarse la boca, no abrirla más de la cuenta, pues si el agua se va por el llamado conducto viejo, tendrían que llorar las piedras. En Brasil ya empiezan a barajar posibilidades, a plantearse exclusiones, y aunque parecen ideas o salidas de políticos, los fiscales consienten en principio. Y son palabras mayores. Hablan de amnistía. Esto es, de borrar delitos. Lava Jato se fue de la mano y ahora se teme que no solo se lleve un gobierno o impida el surgimiento de otro, sino que colapse todo el sistema político. Y si en Brasil arreglan, y lo hacen con la anuencia de Estados Unidos ¿que podrán hacer los otros países? No todo borracho cree que el farol de la calle es la luna. Si la clase política brasileña no se suicida ¿por qué la dominicana?...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do