Menu

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, 8 de febrero de 2017

La reunión del PLD

PAPEL VERDE.- A Jeannie Hernández, la esposa de Francisco Javier, el comité Político del PLD deberá hacerle un  reconocimiento, pues se lo merece. La razón es que pone una nota de agrado en la primera reunión de principio de año. La caja con su consabido regalo. Aunque en la ocasión los CP se miraron la cara. Vino envuelta en papel verde, y el verde no es el tono preferido de los peledeístas, pues es el color de las convocatorias de calle.
No fue  descuido, tampoco  yerro y menos bufeo. Simplemente era un presente de Navidad, y cuando se decidió la envoltura, La Marcha no era ni siquiera propósito. Perdonada, pues, y salvada de la intriga amable. La puntualidad del presidente del partido fue por igual una ocurrencia feliz. Llegó antes de la 7 de la noche, subió al salón a la 7 y 2, intercambió saludos, entraron camarógrafos y fotógrafos, y a las 20 empezó formalmente el encuentro. Al inicio se contaron 28 miembros, y luego se agregaron dos más, para un total de 30. Las ausencias, 4, fueron excusadas, aunque no necesariamente justificadas...
AUSENCIAS, RAZONES.- Las ausencias con excusas deben intrigar, e intrigan, si se tiene en cuenta lo declarado por el secretario general y vocero Reinaldo Pared, de que la reunión del Comité Político del pasado lunes fue trascendente. La convocatoria fue hecha de un día para otro, de urgencia, o como emergencia. Se entiende por tanto que José Tomás Pérez, el embajador en Washington, no estuviera, y lo mismo Felucho Jiménez, quien se encuentra en el exterior y en diligencias propias de su cargo. De Miriam Cabral no se dijo mucho, tal vez que estaba agripada. Pero ¿y el presidente Danilo Medina? Se supo que no iría cuando se vio a Carlos Pared llegar solo, pues la avanzada de seguridad hizo acto de presencia desde muy temprano. No se conoce de ninguna explicación adicional, por lo que se supone sus razones fueron políticas. Era mejor no estar si iba a tratarse un tema tan espinoso (con espinas grandes y filosas) como Odebrecht, y sobre todo decidir apoyar al Gobierno e instar a la Procuraduría a profundizar las investigaciones sin importar implicaciones y consecuencias...
DE ATRÁ PA LANTE.- La reunión del Comité Político del pasado lunes hay que verla de atrás para alante, pues la primera parte de por sí fue rutinaria, cuestiones que eran importantes, pero que solo estaban pendientes. Excepto la moción de Franklyn Almeyda sobre la reinscripción y el padrón interno. Lo segundo tiene cocorícamo, y es lo que explica que Reinaldo Pared dijera que el encuentro fue trascendente. Se habló de descontrol político, de cómo la falta de dirección y orientación provoca situaciones lesivas a la existencia del PLD. Por ejemplo, se criticó que miembros del comité Central se expresen públicamente contra el Gobierno. Incluso se citó por su nombre a un émulo de Joe Valachi, un gánster que se volvió contra la mafia y reveló todos sus secretos. El ejemplar peledeísta ofrece a los medios de prensa informaciones a todas luces calumniosas contra sus compañeros de partido. Lo mismo que también hacen integrantes del CC que tienen programas de radio y televisión o participan en paneles...
NADA DE MIEDO.- La sospecha que planeaba sobre la Casa Nacional o la Casa Presidencial era que el comité Político no se reunía porque todos sus miembros le tenían miedo al fantasma de Odebrecht. Pues no. De Odebrecht se habló largo y corrido, y por lo que se dijo ninguno teme la investigación. Al contrario, quieren que el Procurador profundice y llegue, como es propio en los discursos, hasta las últimas consecuencias. Sin embargo, hubo más. Se decidió apoyar al Gobierno en el caso, e incluso se reconoció que actúa con prudencia y no se deja provocar por una oposición que busca causa sin darse cuenta de que podría escupir hacia arriba y la saliva caerle en la cara. Aunque importante fue el acto de contrición. Ese problema, y el consiguiente ataque externo, obligan a los peledeístas a la reconciliación, a buscarse unos con otros, a unificarse. Y a tomar medidas heroicas, como sería la congelación de los proyectos presidenciales. Nada de cábala, pero el PLD que tardó mucho en reunirse, y lo hizo lunes 6 de febrero, lo hará de nuevo el lunes 6 de marzo, como si el 6 fuera un número de suerte...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do