Menu

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, 9 de diciembre de 2016

La Educación que PISA y no pasa

UNA PRUEBA PISA Y PESA
Gracias a la sabiduría popular sabemos que no va para ningún lado “quien no sabe dónde está”. Gracias a la prueba PISA-OCDE, en la que Dominicana se estrenó en 2015, en el tema de la educación NO universitaria ya sabemos dónde estamos, lo que es bueno; lo malo es que estamos mal, franca y vergonzosamente mal en todas las áreas. Ocupamos el puesto 70 entre 72 países evaluados. Como estas pruebas fueron realizadas en 2015, sus resultados no aportan información sobre los efectos que ha tenido la asignación del 4% del PIB a la educación
NO superior desde el año 2013, por lo que estos malos resultados son una oportuna llamada de atención para que apuremos el paso, de manera que en la próxima evaluación (2018) podamos exhibir mejoras importantes. Como hemos tocado el fondo, sólo nos queda mejorar.
LO PRIMERO ES LO PRIMARIO
La gestión de 2012-2016 hizo su trabajo, lo primario y fundamental, que era crear la infraestructura necesaria, el apoyo logístico a estudiantes y profesores, establecer las bases para lo que no depende de varilla y cemento, de libros, de mochilas, uniformes, corredores para estudiantes, y aumentos salariales para los docentes y administrativos, algo imprescindible, nodal para todo lo demás. Había que hacerlo y se hizo: Se crearon las bases para que pueda el joven asistir a clases, y el docente se sienta más motivado a ofrecerlas.
Pero no basta. Apenas hemos comenzado. Ahora se trata de apurar el paso en lo NO tangible, pero que es tan importante como el plantel, el pupitre, el pizarrón.
Hablo de lo curricular, de cuáles materias se deben ofrecer -y cómo- a nuestros jóvenes; hablo de la urgente capacitación de los maestros, de sintonizar las aulas con la vida de la comunidad, que aprendan nuestros jóvenes la forma no solo de ganarse la vida sino de saber vivirla en paz, con respeto y valores. En fin, qué enseñar, cómo enseñar, y con la mayor eficiencia. He ahí el poema de la educación dominicana.
“… Y ES UNA DEUDA QUE TIENES QUE PAGAR”
Los PRDs (con D o con M) y el PLD tienen una deuda impagable con el país. El 21 de enero próximo, ambos deberían viajar en procesión hacia donde Tatica, la de Higu¨ey, a pedir su perdón. En el caso del PLD, la deuda es mayor y mayor la vergu¨enza porque ese es el partido del gran maestro de la sociedad dominicana, solo superado por el apóstol don Eugenio María de Hostos. El PLD ha conducido el país hacia la estabilidad macroeconómica, en sus gobiernos se ha triplicado la producción nacional. ¡Cómo negarlo! Sin embargo, en 16 años de gobierno, el partido de Bosch no ha sido capaz de declarar a Dominicana territorio libre de analfabetismo. Ahora las pruebas PISA-OCDE confirman que somos uno de los países de peor desempeño en la educación de nuestros jóvenes. Y un país sin jóvenes educados, aunque crezca como China, exporte como Corea o reciba 10 millones de turistas, no tiene futuro porque ha matado el presente.
“SÓLO FALTAS TÚ”.
Por suerte, sabemos dónde estamos y hacia dónde debemos dirigirnos. El ministerio de Educación tiene los planes, los recursos, y un señor gerente de demostrada eficiencia y dedicación como servidor público, según su hoja de vida profesional. Sólo falta que el Tesorero Nacional no se aloque a la hora de soltar el dinero asignado, y el Presidente de la República siga siendo tan entusiasta y apoyador del tema (voluntad política, quiero decir) como hasta ahora, justo cuando viene la época de hacer altas inversiones que políticamente no tendrán gran efecto en las próximas elecciones sino en las próximas generaciones. No olvidemos que el pragmatismo y el clientelismo son para los políticos, como las caderas de esa mujer, ay, “una tentación inapelable”. Ahí está el desafío del gobierno del PLD, por el país, por Bosch, y sobre todo por la historia y sus celebradas absoluciones o sus inclementes condenas.
Con su permiso...
Por Pablo Mckinney ;-
pablomckinney@gmail.com