lunes, 15 de agosto de 2016

VIDEO: Democratización de la vivienda

VIDEO: Democratización de la vivienda
Tierra, techo y trabajo. Las tres T. Por ellas clamó Francisco, el Papa, en su encuentro con los movimientos populares celebrado en Santacruz de la Sierra, Bolivia, en julio del año pasado. "Son derechos sagrados", dijo. Techo. Estiman algunos estudios que en República Dominicana estarían faltando más de 750 mil viviendas.

Video

Y que sean dignas. Lo que se explica por la falta de Trabajo o de empleo formal de cientos de miles de dominicanos y de cientos de miles con trabajos o empleos precarios cuyos ingresos no son suficientes ni estables que les permitan poder ahorrar para el inicial de la vivienda y sostener un pago mensual por 20 años. Falta el Techo digno, por ausencia del Trabajo digno y carencia de Tierra.
Las tres T se relacionan. Son hermanas inseparables. Por eso Danilo las ha mirado y querido así, a las tres juntitas. Las tres T de Francisco. Se propuso y logró crear Danilo más de 400 mil empleos y proteger de su destrucción a muchos otros con una gestión audaz del crédito público solidario (RD$75 mil millones) y al mismo tiempo con un gasto frugal y virtuoso desde el gobierno (licitaciones y sorteos) con estabilidad macroeconómica que dieron confianza y prosperidad a los negocios. T de trabajo, de empleo e ingresos estables. Quiso Danilo con sus 145 visitas sorpresa y 695 proyectos aprobados, revalorizar la tierra y a quienes la ponen trabajar para recoger sus frutos. Pero también con la titulación definitiva de parcelas y solares abrirles la puerta al crédito. 23 mil títulos de propiedad de la tierra fueron entregados y muchos miles más están en proceso. Y quiso más: con el bono tierra para animar a empresas constructoras de viviendas y bajar costos de construcción. Otra T, de tierra. Quiso Danilo, sin dinero o con muy poco, ingeniarse la asociación con quienes tienen el dinero y la experiencia en la construcción de viviendas, las empresas de la construcción inmobiliaria, para sembrar viviendas de bajo costo. En 50 años pudo construirse 114 mil viviendas en nuestro país; en estos cuatro años y gracias a entender la hermandad de las tres T, de que hay que quererlas a las tres por igual, en su gobierno, Danilo habría construido 62 mil viviendas.