martes, 14 de junio de 2016

Revisa qué datos no son totalmente privados en WhatsApp

El cifrado de esta app no es absoluto; cierta información no está comprendida en el nuevo sistema de seguridad
WhatsApp comenzó a aplicar por defecto la encriptación de punto a punto, lo que significa que los mensajes que se envíen no podrán ser vistos por nadie más que su emisor y su receptor, ni siquiera por la misma compañía. No obstante, hay algunos datos que no están comprendidos dentro de este mecanismo.
La encriptación es un método de protección cibernética que cifra los datos para que solamente quienes tienen la "llave" puedan acceder a ellos. Es decir, que si un ciberdelincuente intenta interceptar un mensaje de WhatsApp solamente verá una serie de caracteres sin sentido. Quienes poseen la llave para descifrarlo son quien lo envía y quien lo recibe.
Pero WhatsApp sí almacena una serie de datos como la fecha y la hora de los mensajes y el número de teléfono de los contactos, por lo que la privacidad no es absoluta. Esta información es suficiente para saber las horas de actividad y a quién se le envió un mensaje. Según la compañía, esto es para cumplir las leyes de cada país, recordó el diario español ABC.
Así se lo explica en los términos de uso de la aplicación, actualizados hasta julio de 2012: "El contenido de los mensajes enviados no será almacenado o retenido por Whatsapp. Los únicos registros del contenido de los mensajes residen directamente entre el emisor y los dispositivos móviles de los receptores y que pueden eliminarse a elección del usuario. No obstante, Whatsapp puede guardar la información de la fecha y la hora asociadas a los mensajes enviados con éxito y los números de teléfono móvil que intervienen en los mensajes, así como cualquier otra información que Whatsapp esté obligado a mantener por ley".
El anuncio de WhatsApp de robustecer el cifrado en sus comunicaciones y garantizar globalmente que ningún contenido será accesible a terceros ha avivado la polémica mundial sobre la seguridad tecnológica en las telecomunicaciones. Este movimiento de WhatsApp era previsible dada la fuerte presión en el negocio ante la pujanza de plataformas similares de telecomunicaciones más seguras, como Telegram. En esta no se puede ver el número telefónico de otro usuario de un mismo grupo. En WhatsApp se comparte esta información y se puede contactarlo para chatear directamente con él.