viernes, 10 de junio de 2016

PLD abre corte marcial

Un alto e histórico dirigente del PLD ha dicho que era necesario una reunión del Comité Político para evaluar su desempeño en las pasadas elecciones. Esto implicaría también revisar el comportamiento de miembros de ese partido que supuestamente se aliaron con organizaciones contrarias.
Sin embargo, antes de que se conozcan expedientes a los acusados de traidores, ya en el PLD han iniciado las expulsiones. Los piñazos en Hato Mayor del Rey muestran las totumas de 20 dirigentes que supuestamente violaron el artículo 10 del reglamento disciplinario en su literal “C”, porque supuestamente apoyaron candidatos de otras organizaciones.
El Comité Provincial les atribuye “alta traición” que acompaña de expulsión deshonrosa.
El conteo electoral sigue en algunos litorales, hay todavía humos de disparos y en vez de contar las víctimas en el PLD se aumentan.
Lo curioso es que muchos de los dirigentes y militantes peledeístas sancionados están comiendo con grasa. Están en la moña. Aquí no vale eso de que “el mal comio no piensa”, ni que lo que no mata engorda, ellos se la jugaron a sabiendas. Está por verse si las sanciones cumplen el debido proceso, pero esto se veía venir.
En realidad en los partidos hubo transfuguismo de todos los colores, pero el que gana es quien goza. Los que se arriesgaron en el caso del PLD, serán desguañingados. Los morados no aceptarán las musarañas de los que brincaron la tablita.
El Tribunal Superior Electoral será paño de lágrimas de los afectados, que cuadrosos, reclaman sus derechos a actuar como les venga en gana. Quizá olvidan que la justicia no actúa igual con poderosos que con los despeluñados.
En política se ven muchas monerías. Estoy de acuerdo con que nadie está obligado a ceder su punto de vista, pero también hay normas. Quien acepta formar parte de un conglomerado debe atenerse a sus normas. Mayoría manda. Si está en desacuerdo, recoja sus tereques. En el PLD se inició el rociado de Flit. Los que apostaron a otros grupos son como mosquitos portadores de sica. Huelen a vidrio inglés.
Claro que en el PLD la lucha interna tomará caminos diversos. Es incierto que sancionaran a los que votaron dentro del PLD en contra de los candidatos leonelistas. Hay que saber que las disputas intrapartidos adoptan formas diversas. Se camuflan y retuercen como el eco en valle pelado.
El PLD ya abrió su corte marcial.
Por Alfredo Freites ;-
alfredofreitesc@gmail.com