domingo, 12 de junio de 2016

Capos de la droga ofrecen un millón de dólares por la cabeza del nuevo presidente de Filipinas

Las declaraciones se producen después de que el presidente electo haya ofrecido importantes remuneraciones económicas a los filipinos que maten a capos del narcotráfico.
Los líderes de las bandas narcotraficantes de Filipinas, han ofrecido una recompensa de 1.000.000 dólares a quien mate al presidente electo de ese país, Rodrigo Duterte, que ha declarado "una guerra sangrienta" contra los cárteles de la droga y la delincuencia, informa el diario 'Manila Bulletin'.
Según el nuevo jefe de la Policía, Ronald Dela Rosa, los narcotraficantes que están tras las rejas en una de las principales cárceles del país han acordado subir la recompensa de 10 millones de pesos filipinos (unos 216.000 dólares) a 50 millones de pesos filipinos (alrededor de 1.000.000 de dólares) por la cabeza de Duterte.
"Lo que ellos no saben es que uno de los presentes en la reunión me ha dicho lo que discutieron", señaló Dela Rosa.
Las declaraciones del nuevo jefe de la Policía se producen después de que Duterte, que ha prometido acabar con la delincuencia y las drogas de Filipinas, haya ofrecido en varias ocasiones importantes remuneraciones económicas a los filipinos que maten a capos del narcotráfico.
Además, el presidente electo se ha comprometido a ser más duro con las fuerzas del orden locales y funcionarios acusados de proteger o encubrir a los narcotraficantes y otros grupos criminales.