viernes, 29 de abril de 2016

Haití por crisis, no elecciones

OBSERVACION FALLIDA.- La Unión europea habría creado un fondo para la observación de las elecciones haitianas, y lo que se conoce es que hubo observación, pero no elecciones. Los organismos internacionales instan a las autoridades haitianas a que llamen a elecciones, y estas ni se dan por enteradas, y de vez en cuando dan excusas que no satisfacen ni encuentran maneras de legitimar el gobierno. La harán algún día, y de seguro que serán como las pasadas, o como las anteriores, pues para los haitianos lo importante es mantener en crisis a esa nación. Ahora, cuándo sea ¿creará la Unión Europea otro fondo, pues de los tantos millones de euros entregados, casi todo fue gastado en un simulacro de observación?
Sin embargo, la Unión Europea se interesa por las elecciones dominicanas, las cuales sí se llevan a cabo y se observan sin que tengan que desembolsar tanto dinero. A lo sumo 200 mil euros a una entidad local. El almuerzo del pasado lunes en uno de los apartamentos del edificio Caney sirvió para aclarar  los comicios del 15 de mayo y las diligencias que se hacen para una observación asistida...
AHORA ALLÁ.- A pesar de la experiencia del fondo de observación, cuyo dinero se habría disipado, la Unión Europea tiene en proyecto otro fondo, pero ya no para observación, sino para financiar el registro y otorgar carnés a los ciudadanos del vecino país. Los haitianos serían cedulados, y con los mismos fines de aquí: identidad y electoral. Lo malo es que a República Dominicana la meten en el medio, y lo hacen de dos maneras. La primera, en el acopio de procedimientos; y la segunda, completando la regularización que se creía realizada. De eso se habría hablado en la comida del pasado lunes en la residencia del embajador de la Unión Europea, a la que no solo asistieron sus representantes, sino el presidente de la Junta Central Electoral. No debe sorprender, por tanto, que Roberto Rosario echara de lado su fastidio por las presiones norteamericanas o que el Nuncio de Su Santidad reconozca que los preparativos de las elecciones marchan adecuadamente. No se sabe si el vino fue en botellas o toneles, pues la discreción obliga, pero sí que la mezcla con agua fue suficiente para que  nadie se achispara...
DESPUÉS DE.- ¿Dejarán trabajar a la Junta Central Electoral ahora, después de la exhortación de monseñor Agripino Núñez Collado, cuya autoridad en tales menesteres nadie pone en duda? Falta ver cómo se resuelve la situación del conteo. Si manual o automatizado, o ambas cosas a la vez. Hay mucha tela por donde cortar, y no conviene a ninguno de los sectores que se hagan trajes a la medida. La Junta misma tiene su prueba, y debe mostrar prudencia y coherencia, pero sobre todo cohesión. El titular Eddy Olivares lanzó la primera piedra, y habrá que ver si los otros devuelven la suya a tierra. José Ángel Aquino, por ejemplo. Si en el próximo pleno votan a unanimidad, o por lo menos se mantiene el 4 a 1, el barco podrá llegar a puerto. Si el problema es legal, hay que reconocer que la ley se les pasó a todos. A los miembros y a los partidos. Unos y otros debieron haber advertido la falta con tiempo, e incluso hacer las diligencias que fueran de lugar, pues los consensos facilitan los procedimientos...
AHORA BIEN.- ¿Podrá la Junta Central Electoral que promovió la automatización, en cierto modo convenció a los partidos, compró los aparatos, entrenó el personal y tenía dispuesto usarlos en el conteo del 15 de mayo, echar para atrás y desdecirse frente a la opinión pública nacional e internacional? El resbalón sería muy grande, pero la caída sería fatal si confronta los partidos. En especial los grandes. El PLD cuela su café claro y declara por boca de sus voceros de campaña que se acoge a lo que el organismo decida. Si manual, manual. Si automatizado, automatizado. La actitud peledeísta es buena, pues se recuerda que no hace mucho que discrepó del órgano de elecciones, respecto a la nueva distribución de los diputados, y sometió un recurso ante el Tribunal Superior Administrativo, en cuya instancia obtuvo ganancia de causa. Ahora no ocurrirá eso. O por lo menos con el partido oficial. Habrá que ver la posición del PRM, de si cede o se subleva, confiando en que la embajada norteamericana irá en su auxilio. Roberto Rosario no quiso complacer a sus directivos días atrás, y ahora el rencor hará su obra de malicia...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice