martes, 24 de noviembre de 2015

PRSC buscaría al PRM

Por Alfredo Freites ;-
El Partido Reformista Social Cristiano por voz de su secretario general, Ramón Rogelio Genao, da a conocer la infructuosa negociación con el Partido de la Liberación Dominicana.
Por qué se dispone el partido de gobierno a competir en alcaldías controladas por los colorados y además presentarán candidatos morados en zonas que habían acordado para el aliado.
Quizá no sea toda la verdad, pero así hay que tomarla, porque no hay una versión oficial de cuál fue el pliego de peticiones o las solicitudes reales para un acuerdo de los reformistas con el PLD.
Se ha dicho que los reformistas solicitaban cuatro senadurías en zonas que, según alegan, el PLD podría ser derrotado porque los candidatos son flojos.
La falta de un acuerdo electoral con el PRSC quizá no haga mucha merma en el volumen de votos que puedan lograr las candidaturas reeleccionistas del PLD, pero se percibe como el alejamiento de otro aliado.
Quizá no tenga el impacto que el extrañamiento de la Fuerza Nacional Progresista, pero no deja de ser algo.
Es oportuno señalar que los que negocian por parte de los reformistas no son novatos.
Quique Antún había dicho hace unas semanas que se reunió en par de oportunidades con Danilo Medina gestionando los acuerdos, pero quien habla del rompimiento es Genao.
En los finales de la década de los 90, que no fue ayer, el ahora presidente del PRSC fue quien llevó adelante los acuerdos con el PLD para forjar la alianza de segunda vuelta.
En esas elecciones el PRSC quedó en tercer lugar, pero en una inusitada negociación Balaguer manifestó que si las matemáticas no fallaban Leonel Fernández del PLD, que había quedado en segundo lugar, sería como fue, el candidato ganador. Esa alianza de segunda vuelta colocó a los morados como relevo en el poder.
Es posible que Antún y los suyos acaricien la idea de ir solos en espera de una segunda vuelta.
El PRSC necesita conquistar el cinco por ciento de los votos y poder. Una alianza a corto plazo, que le brinde algunas plazas o candidaturas para senadores, conduce al pacto con el Partido Revolucionario Moderno, ya que esta entidad aún está en capacidad de ceder puntos para acumular energías con el objetivo de ganar. Es dar la base por bolas.
Los próximos días revelaran la estrategia reformista.