lunes, 12 de octubre de 2015

Las mentiras del vocero policial Máximo Baez Aybar


Por el Arq. William Reyna ;-


Dicen los cuentos de niños que a Pinocho le creció la nariz por hablar mentira, con relación al caso del Raso policía Daurin Muñoz, quien tuvo la osadía de enfrentar la institución policial por los bajos salarios que ganan esos servidores públicos del Estado Dominicano, a diferencia de los gustos gourmet de los funcionarios gubernamentales que descorchan y degustan suculentos manjares y los vinos Proto Gran Reserva y Vega Sicilia, como si fuera un torrente de agua ciclónica, gastando del presupuesto nacional miles de pesos diariamente y pasando sueldos lujosos, a queridas, celestinas y maipiolas y ofertando con esto el clientelismo politiquero para sus candidaturas congresuales, municipales, en miles de millones de pesos…
Dice un refrán popular que en el país de los ciegos el que tiene un ojo es Rey, la verdad que nos quedamos sorprendidos la población en general, por las declaraciones del vocero de la policía nacional general Máximo Báez Aybar, que en rueda de prensa argumento que un policía, recibe muchos beneficios colaterales, aparte de su sueldo nominal, que recibe bono gas, bono eléctrica, cajas y fundas del plan social de la presidencia, gasolina, golosina, e incentivos mercuriales lo cual no preciso.


Al oír todos estos argumentos del vocero policial general Máximo Báez Aybar, creía que estaba viviendo en Alemania, Suiza, Estados Unidos u otro país del hemisferio, a sabiendas de las precariedades económica que sufren los policías, que para salir a patrullar se le entregan cinco balas y tres cartuchos para enfrentar la delincuencia organizada y el narcotráfico internacional que toma las calles y se adueñan de todos los espacios sociales y políticos.
Esos muchos beneficios colaterales, nunca lo he visto en esa institución pues tengo amplia relación con la Policía Nacional, ya que pertenezco a una junta de vecinos y nos estamos reuniendo permanentemente para llevar a cabo la labor de cuidar los barrios periféricos y combatir la delincuencia que arropa el país.
Lamentamos la suerte que corrió el raso Daurin Muñoz que de acuerdo a información publicada se encontraba detenido en la cárcel de la policía nacional y luego fue suelto por las presiones de la fiscal del distrito la Dra. Yenni Berenice quien se apiado de la desesperación del raso policial, donde también se rumora que le mandaron a dar una pela de calzón quitado, por la denuncia que hizo por las redes sociales, despojado de su carnet de identidad policial, de su arma de reglamento y que los mantienen bajo vigilancia policial permanente en su casita de un barrio marginado de la capital.
Llevamos en el programa de gobierno por una diputación por el Polo Patriótico, por la circunscripción 3 de Santiago un proyecto de salario mínimo para guardias, policías y militares, pero con un soporte que vamos a grabar con impuestos para que los policías dominicanos y los guardias puedan vivir con dignidad de un salario decente, digno de cualquier ser humano, que pueda educar sus hijos y mantener sus familias con la frente en alto si cometer fechorías y delinquir sumándose al narcotráfico internacional para poder sobrevivir de sus condiciones de miseria, dolor, hambre y desesperación…
Lamentamos y sentimos gran pena por las declaraciones grosera, burda, cruel y desacertada del vocero policial que siendo un general joven como lo es el Dr. Máximo Báez Aybar pierde el horizonte y le falta a la verdad absoluta al declarar el reguero de declaraciones, falaces, plagadas de mentiras y falsedades….