viernes, 30 de octubre de 2015

Hay un “juidero” en el PRM


Por César Medina ;-
Muchos perredeistas que se fueron en la división están pegando la vuelta para regresar a su partido, y ese es un síntoma en dos direcciones que debe ser tomado en cuenta faltando menos de siete meses para las elecciones del 15 de mayo.
Lo primero es que la candidatura de Luis Abinader por el PRM evidencia debilidad ostensible, sin estructura partidaria, sin unidad interna, sin recursos y sin nada que ofrecerles a sus seguidores fuera de un proyecto personal que al parecer ya tiene mira de futuro más allá de las próximas elecciones.
Lo otro es que el Partido Revolucionario Dominicano y su presidente Miguel Vargas se encaminan a obtener una alta votación en las próximas elecciones probablemente por encima del propio PRM, que se supone es mayoritario en la oposición, algo que también está por verse ante el empuje de Guillermo Moreno.
Y una tercera visión del fenómeno político actual es que los grupos tradicionalmente contestatarios inscritos en la sociedad civil militante, esta vez no le están haciendo coro a la oposición que encarnan Abinader, Moreno y Minou Tavárez, y una buena parte de ella prefiere enfilarse con Danilo Medina.
No hay que ir muy lejos para verlo: lo demuestra el caso más reciente del Movimiento Decisión Profesional, compuesto por casi medio centenar de figuras públicas e intelectuales que han estado siempre en la contestación política, encabezado por José Alejandro Ayuso y Fabricio Gómez Mazara, cuyo origen familiar y político ni siquiera vale la pena repetir.
... Retorno en el PRD
La figura más emblemática en este retorno al PRD la constituye Luis Ernesto Camilo, de la intimidad de Hipólito Mejía y figura de gran ascendiente en ese partido en la región Nordeste, que no sólo San Francisco de Macorís...
Camilo regresa al perredeismo acompañado de más de 700 dirigentes regionales que habían hecho causa común con el PRM bajo el liderazgo de Mejía... “Pero no sólo a Hipólito le han dado con la punta del pie en el grupo de Abinader, sino a toda su gente”.
Al abandonar el PRM, Camilo ha dicho algunas cosas que deben seguir retumbando en los oídos de muchos de sus compañeros: Abinader quiere irradiar del PRM “todo lo que huela a hipolitismo” porque su meta no es las elecciones del dieciséis sino que tiene la mira puesta en el veinte”.
O sea, que la jugada del proyecto presidencial de Abinader es copar todas las posiciones congresuales y municipales que puedan ser ganables ahora para quedarse con el control total del PRM mirando las elecciones del veinte. “Por eso se le cierra el paso a todos los seguidores de Hipólito que aspiran”.
Pero más todavía...
No bien había anunciado Camilo su renuncia del PRM junto a esos 700 dirigentes regionales, en la Casa Nacional del PRD se producía otro acontecimiento: los principales líderes del PRM en Hato Mayor, encabezados por el diputado Cristóbal Castillo y el alcalde José Alberto Peguero, regresaban a su partido y eran juramentados por Miguel Vargas.
Ellos dos arrastran a la mayoría de la dirigencia provincial del PRM que se fueron del PRD, y sus quejas son las mismas: “A los de Hipólito los tratan a patadas...”
Ya se ha visto la rebelión en las seccionales del exterior... Y lo que cuentan es que otras cabezas del PRM se aliñan para volver al PRD.