jueves, 10 de septiembre de 2015

Tamarit: para lograr equidad se necesitan cambios sustanciales en la educación

El experto español en educación inclusiva, Javier Tamarit, planteó la necesidad de hacer cambios sustanciales en la educación, para lograr la equidad en las oportunidades para todas las personas.

Fotos

Estos cambios deben favorecer especialmente a aquellas personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA).
El especialista se expresó en esos términos, al pronunciar la conferencia  “Educación Inclusiva en Comunidades Inclusivas”, en el marco de la inauguración del Congreso “Avances y Desafíos para la Atención Inclusiva, que auspician el Despacho de la Primera Dama y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).
Cambio en la forma de educar
Tamarit, coordinador académico del máster universitario en Integración de Personas con Discapacidad – Calidad de Vida, en la Universidad de Salamanca, enfatizó que es preciso un cambio en la forma de educar, de manera que no solo se tome en cuenta la condición de las personas con TEA, sino que además se desarrolle una pedagogía que haga hincapié  en el individuo, para que cada una pueda tener un espacio en la sociedad.
Hay esperanza para niños que reciben apoyo
Precisó que la sociedad juega un papel preponderante ya que, según explicó, los estudios avalan que hay esperanza para aquellos niños y niñas que reciben apoyo para su desarrollo social, siendo los resultados a futuro mucho mejores que los de aquellas adultos que hace 30 o 40 años no recibieron ese apoyo.
El CAID: a la vanguardia en tecnología, estructura y equipos
De su lado, Moisés Taveras, director del Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID) del Despacho de la Primera Dama, dijo que este centro está a la vanguardia en materia de tecnología, estructura física y equipos para asistir a quienes soliciten apoyo en materia de discapacidad.
Destacó que el CAID realiza una eficiente labor en favor de niños y niñas con TEA pues la asistencia integral  es fundamental para lograr el avance en los distintos tratamientos que allí se ofrecen.
Sostuvo que todos los miembros de la familia, las estructuras físicas, el soporte emocional y profesionales, entre otros elementos deben ir de la mano para lograr un adecuado tratamiento en cada uno de los que reciben asistencia en el CAID.
RD avanza en políticas inclusivas; deben ser universales
La Primera dama Cándida Montilla de Medina afirmó que la República Dominicana avanza sostenidamente en la implementación de políticas públicas inclusivas y planteó la necesidad de continuar en ese camino para garantizar los derechos de esa población.
“Los esfuerzos nacionales progresan de manera sostenida, como lo demuestra el dato, brindado por la Dirección de Educación Especial del Ministerio de Educación, según el cual el número de estudiantes con trastorno del espectro autista matriculados en el sistema público creció 5.8 en apenas un año al pasar de setenta estudiantes en 2012 a cuatrocientos seis en el año lectivo 2013-2014”.
Montilla de Medina ofreció la información al pronunciar las palabras centrales del acto inaugural del Congreso, que se realiza con el auspicio de su Despacho y de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).
En ese contexto, la esposa del presidente Danilo Medina refirió datos de instituciones, basados en el cálculo internacional de que por cada cien mil personas, ochenta y ocho padecen algún trastorno del espectro autista y de ese total, “9 mil 600 son dominicanos, incluidos los adultos, por lo que resulta insoslayable la continuación de políticas públicas que permitan proveer atención inclusiva a las personas con trastornos del espectro autista”.
Por la mejoría de vida e inclusión de las personas con discapacidad
Valoró el hecho de que son más los necesitados de atención especial, de los que ahora se tratan, por lo que  instó a los participantes en el congreso a explorar las diversas posibilidades de mejorar la vida de las personas con trastornos del espectro autista y convertir los resultados de esta investigación en propuestas que puedan ser adoptadas por los gobiernos de los países representados en el encuentro.
Estimó que esas propuestas deben perseguir no solo mejorar la calidad de la atención de estas poblaciones sino también universalizar la práctica de la inclusión, entendida como aquella que adapta los sistemas y estructuras de la escuela y del sector salud, para citar dos áreas fundamentales, a las necesidades de las personas con condiciones especiales.
Autistas en República Dominicana
Cándida Montilla de Medina manifestó que la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), en su Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples 2013, estableció que el 7 % de la población dominicana, equivalente a setecientas ocho mil quinientas noventa y dos personas, posee algún tipo de discapacidad.
De ese total, el 21.2 %, sufre "discapacidad intelectual" y el 11.9 %, posee limitaciones "del habla y de la comunicación, en sentido general".
Indicó que el Despacho de la Primera Dama brindó atención a alrededor de trescientos niños con trastornos del espectro autista, en el Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID), hasta mayo pasado.
El congreso: promover la reflexión
La finalidad del congreso es promover la reflexión, el conocimiento e intercambio de experiencias en torno a los desafíos para la atención educativa y la inclusión social de esta población en el siglo XXI, como una cuestión de derechos humanos y justicia social.
Esta actividad es una iniciativa enmarcada en el Plan Iberoamericano “Metas Educativas 2021: la Educación que Queremos para la Generación de los Bicentenarios”, que establece entre sus objetivos prioritarios la inclusión educativa, laboral y social de las personas con discapacidad, para avanzar hacia sociedades más justas y equitativas.
Es parte del Proyecto de “Apoyo del Instituto para el Desarrollo y la Innovación Educativa en República Dominicana a la atención educativa de la población con discapacidad y trastornos del espectro autista”, que desarrolla  la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) en conjunto con el Despacho de la Primera Dama y el Ministerio de Educación.
Además, se enmarca en las “Metas Educativas 2021: la educación que queremos para la generación de los bicentenarios” un Plan acordado por los Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica en el año 2010, con el fin de dar un impulso a la educación de la región para colocarla a la par de otras regiones del mundo. República Dominicana asumió ese compromiso junto a los demás países de la región a partir del año 2010.