martes, 11 de agosto de 2015

El buen pastor que dio su vida para salvar a grupo de jóvenes

Joshua Stephen Wesson aparece junto con su
esposa, Joy de Wesson, y sus cuatro hijos, en una
 fotografía reciente. El pastor estadounidense fundó
hace siete años la iglesia que el domingo le ofreció un
culto memorial para reconocer la entrega y sacrificio
que le costó la vida.
EL PASTOR JOSHUA WESSON LOGRÓ RESCATAR A VARIOS, PERO MURIÓ AHOGADO CUANDO INTENTÓ SACAR AL ÚLTIMO
Santo Domingo;- Con el estadounidense Joshua Stephen Wesson se cumplió el pasaje bíblico contenido en el evangelio de Juan capítulo 10 versículo 11: “El buen pastor su vida da por las ovejas”.
El pastor de la iglesia Bautista El Faro, ubicada en la urbanización Máximo Gómez, en Santo Domingo Norte, murió ahogado el pasado viernes, pero antes pudo rescatar a cerca de 5 adolescentes que fueron arrastrados por la crecida repentina de la marea en la playa Punta del Muerto del municipio Villa Vásquez, en la provincia Montecristi.
El pasado domingo se realizó un culto memorial en la iglesia que fundó hace siete años el pastor estadounidense, luego de que un lustro antes decidiera radicarse en el país junto a su esposa y sus cuatro hijos. Fue una emotiva ceremonia en la que estuvieron presentes su familia, miembros de la iglesia y residentes de la urbanización.
Sus restos serán trasladados esta semana a Estados Unidos, donde serán sepultados.
El pastor Stephen Wesson lideraba un grupo de doce adolescentes con edades entre 12 y 16 años y nueve adultos que participaban en una Escuela Bíblica de Verano, en la que realizaban manualidades, participaban en juegos recreativos y recibían estudios bíblicos. El campamento de este año fue bautizado con el nombre “Viaje hacia lo inexplorado”.
Las 21 personas participaban en el último de los cinco días del campamento de verano organizado por la iglesia, cuando cerca del mediodía decidieron disfrutar de un baño en la playa.
El pastor Joshua Stephen Wesson durante una de sus
prédicas en la Iglesia Bautista El Faro, de Santo Domingo
 Norte, la cual fundó hace siete años.
Quince minutos después y aunque estaban en una zona en que el agua les daba por la cintura, la marea subió de repente y una ola arrastró a los adolescentes mar adentro, según testigos de la tragedia en la que también falleció el joven de 18 años, Julio Miguel Peña Novo, quien era oriundo de Villa Sinda, en Montecristi, y se sumó allí a la actividad cristiana con el resto del grupo.
El pastor Wesson logró rescatar a los adolescentes que se ahogaban, intento que resultó extenuante y en el que penetró mucha agua a sus pulmones.
Al único que no pudo sacar con vida fue a Peña Novo y la determinación por lograrlo resultó fatal para el religioso.
ADOLESCENTE TAMBIÉN RESCATÓ A UN COMPAÑERO 
Una adolescente llamada Juliana también logró sacar a uno de sus compañeros que se ahogaba y, según el relato colgado en un blog por su madre Donna Scheppers, su hija quería entrar nuevamente al agua para ayudar a otros. “Ella trató de volver a ayudar, pero dos de nuestros adolescentes no la dejaron ir, ¡gracias a Dios! Ella estaba pateando y golpeándolos a ellos tratando de volver para ayudar. Josh (el pastor) fue allá y fue capaz de sacar a los otros de nuestros chicos y estaba tratando de salvar a otro (un local chico) pero fue incapaz de hacerlo y ambos se ahogaron”, relata en el blog.