martes, 14 de julio de 2015

¡… Y se escapó “El Chapo”!

Para entender aunque sea mínimamente los factores que influyeron e hicieron posible la fuga del “Chapo Guzmán” de una cárcel de alta seguridad mexicana, habría que situarse no sólo en el contexto de ese hecho sino en el inmenso poder criminal del Cartel de Sinaloa y de su líder situado entre los diez hombres más ricos del mundo.
Se trata de una organización criminal que ha crecido los últimos 20 años desafiando el poder político, militar, de información y de seguridad más importante del mundo: el de los Estados Unidos,
que ha invertido miles de millones de dólares en interdicción fracasada, humillada, burlada… De paso, la fuga de “El Chapo” el pasado sábado ridiculiza al presidente Enrique Peña Nieto y desacredita un esfuerzo que le catapultó al pináculo del prestigio en febrero del año pasado --cuando llevaba apenas unos meses en el poder--, al detener al evasivo líder del crimen que 12 años antes había escapado también de forma dramática de otra cárcel “de alta seguridad”.
El hecho --si es que cabe alguna comparación--, podría asemejarse a la evasión de Frank Morris y Clarence Anglin de la Cárcel de Alcatraz, en la isla californiana del mismo nombre, el 12 de junio de 1962, con la diferencia de que nadie ha podido documentar que aquella fuga fue exitosa porque no se volvió a saber de ellos y se concuerda en que murieron ahogados.
Los últimos días también se ha buscado paralelismo entre las evasiones de “El Chapo” con la de Pablo Escobar de la cárcel de El Envigado, Medellín, en el año de 1992… Pero nada que ver. Escobar había hecho su propia prisión y salió de ella cuando quiso hacerlo, con todos sus secuaces.
...Rieles, perforadoras
Para hacer posible la fuga hubo que excavar un túnel de casi dos kilómetros lineales desde un edificio en construcción utilizando rieles y hasta vehículos motorizados… …Tiene 1.7 metros de alto por 80 centímetros de ancho --apenas permite el paso de un cuerpo humano--, que desemboca a casi dos kilómetros de distancia fuera de la cárcel y sale a un edificio en construcción donde las autoridades sólo encontraron rastros de faenas de excavación.
El pasadizo tiene alumbrado eléctrico y ventilación, además de que las autoridades encontraron mascarillas y bombonas de oxígeno; una moto adaptada a un sistema de rieles y maquinarias y herramientas profesionales de excavación… Se asegura que la construcción del túnel debió haber durado más de seis meses.
Parecería que lo hizo Diandino para el Metro de Santo Domingo…
Cárcel del Altiplano…
La cárcel del Altiplano de donde se fugó “El Chapo” se consideraba fortaleza impenetrable e imposible de una evasión. La construyó el presidente Salinas de Gortari en 1992 para recluir a los peores criminales de México, y está ubicada a 90 kilómetros de la capital.
Es el penal más importante del país y alberga a 724 reclusos con una superficie de 26 hectáreas, con amplio perímetro de seguridad, ocho dormitorios colectivos, comedores, aulas e instalaciones deportivas y hasta su propio tribunal de justicia.
Junto a “El Chapo”-- que se fugó solo--, en la misma cárcel estaban otros reconocidos narcotraficantes: los hermanos Miguel y Omar Treviño, líderes del cártel de Los Zetas, y Servando Gómez, La Tuta, de Los Caballeros Templarios… Se creía recinto inexpugnable…
Por César Medina ;-